#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Caminante no hay camino

| 7 Comentarios

Desde siempre tuve una gran afinidad con las ciencias médicas, con la biología, la salud y el cuerpo humano. Quizás porque al nacer con una patología de base siempre estuve rodeada de médicos, tratamientos y gran parte de mi vida transcurrió entre consultas y cirugías en una clínica. Pero desde la mitad del secundario supe que quería estudiar Nutrición. Fue una de las pocas decisiones con las que me había enfrentado hasta entonces, lo decidí y hasta hoy es lo que me gusta. Jamás cambié de opinión, pero no fue tan sencillo.

El primer problema surgió cuando descubrí que la universidad más cercana en la que se estudiaba la carrera, estaba a 45 km de la ciudad en donde vivo. Como decía, nací con una patología que me impide caminar y movilizarme normalmente, por lo tanto mis bastones son mis mayores compañeros en esta vida. Cuando le planteé a mis padres lo de la carrera, con 14 años, recuerdo como si fuera hoy todo lo que se produjo en mi familia: incertidumbres, dudas, contradicciones. La duda era: ¿cómo iba a hacer? Era impensable que cuando empezara la facultad, con 17 años, fuera a vivir sola, lejos de casa. También que viajara en colectivo, ya que la facultad y la terminal se encuentran separadas por varios kilómetros. Otro problema era la parte académica, los horarios, el carácter impersonal de una facultad, la integración social -nada fácil en personas con discapacidad-, la infraestructura (escaleras, por ejemplo) y podría seguir enumerando dificultades hasta el día que me reciba.

Así fue que en el 2013 terminé el secundario con el mejor promedio, y me anoté en la Facultad de Ciencias Médicas de la UCU, carrera de Lic. en Nutrición, tal como me lo propuse. Y ante todo pronóstico de “es imposible”, “no vas a poder con todo”, “no te vas a poder desempeñar”, terminé la cursada del primer año con todas las materias promocionales aprobadas, y 3 finales obligatorios, de los cuales saque dos en diciembre y uno en febrero, comenzando totalmente al día la cursada de segundo. Hoy tengo el primer cuatrimestre completamente aprobado, y lo más importante es que siento que estoy en donde tengo que estar, porque me hace bien, porque conocí gente increíble, porque tuve muchas satisfacciones a lo largo de este año y medio y sobre todo porque aprendí y crecí como futura profesional y como persona.

Finalmente me quedé viviendo en mi ciudad, desde que empecé la carrera estoy viajando cada día para cursar, y lo mejor de todo es que a pesar de ser solo 9 alumnas en mi año, se formó un grupo hermoso que siempre está a la orden del día para ayudarme y facilitarme todo; y además en la universidad, todo parece estar perfectamente adecuado para que pueda estudiar y alcanzar mis metas perfectamente y a la par de todos.

Hoy digo que todo se puede, que aunque las barreras sean cada vez más, que parezca que caminamos (algunos con bastones) por un túnel interminable, y que muchas veces pareciera que el mundo se nos cae encima, lo importante es levantarse y seguir, con esfuerzo todo se logra. Esa fue la enseñanza más grande que me dejó el comienzo de mi formación profesional. Golpe a golpe…

Autor: Sol Serur

19 años. Estudiante de Lic. en Nutrición en la Universidad de Concepción del Uruguay. Apasionada de la danza.


Compártelo:


7 comentarios

  1. q grosa! q orgullo para tu familia, y q tapón en la boca para todos los q intentaron bajarte los brazos! felicidades!

  2. Que genia te felicito , que lindas tus palabras y mas tus acciones adelante y lo mejor

  3. Muchisimas gracias!!!! Igual sin toda la gente que me rodea, y que me apoyó cuando fue necesario nada hubiese sido igual! Les mando un beso y muchos exitos!!!

  4. Me encanto tu relato… Simplemente inspirador 😀 Seguí adelante que si pensas que puedes lograrlo, lo harás y en grande. Muchos abrazos.

  5. Un ejemplo de que si se quiere algo, se puede!!!! Adelante!!

  6. Querer es poder dicen! Un lindo mensaje para aquellas personas con discapacidades que quisieran y por los perjuicios sociales no lo llevan a cabo..

  7. Que lindo lo que decís!! Cuando leí el título me llamó la atención y leí tu historia. Resulta que yo también estudio en la UCU, pero la carrera de Arquitectura. Me alegro que te vaya tan bien y te deseo que sigas llevando asi de bien la carrera! Un beso grande

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.