#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

El duro camino para ser una ingeniera

| 11 Comentarios

Durante el secundario me especialicé en Humanidades y Ciencias Sociales, porque me resultaban sencillas y apasionantes las materias que tenía, de hecho a la hora de elegir la especialidad que seguiría en los últimos tres años, elegí la de Ciencias Sociales con la idea de estudiar Profesorado de Historia.

Pero, ¿cómo llegué a elegir la carrera de Ingeniería en Informática? La verdad que hasta para mí es algo confuso. Nunca fui alguien a quien especialmente le apasione las materias exactas, como dije antes me llevaba mejor con las de humanidades. Creo que los factores que influyeron en mi decisión de cambiar mi idea de la carrera que quería seguir fueron varias: primero que nada, en la escuela hice un itinerario formativo de computación y tuve mi primer contacto con la programación (que en principio fue chino para mí y luego me ayudó con una de las materias que tuve este año); también influyó un poco que era un tema que se hablaba seguido en la televisión e internet, sobre la necesidad de formar profesionales en el área de informática, y esto me ayudó a dar cuenta de que era un área de estudio que abría muchas puertas. En un principio había optado por la Licenciatura en Informática en la UNO, pero me terminé de definir por Ingeniería cuando conocí el edificio de la UNLaM, cuando me llevaron mis padres, y literalmente quedé encantada.

Igualmente no todo fue un camino de rosas. No provenía de una formación técnica de base, así que era consciente de que me iba a costar ingresar a la carrera, y efectivamente fue así. Luego de hacer dos veces el ingreso y aprobarlo, recién este año pude finalmente entrar a cursar. Fue difícil, pero la verdad es que valió la pena.

La experiencia universitaria en comparación con el colegio fue un cambio bastante drástico para mí, y calculo que para la mayoría: pasar de tener clases en un salón todo el año, por ejemplo, a tener 3 o a veces 4 salones diferentes; pasillos, pasillos y más pasillos con muchísimos salones, perderse por ahí cuando buscás un lugar, la gestión de trámites y materias por internet, las inscripciones…

Esta nueva experiencia es un cambio grande. Sería difícil encontrar a alguien que no esté perdido en sus primeros momentos universitarios, en las primeras materias, los primeros miedos (a mí me ha pasado con una materia en específico, que en la primera clase me dije a mí misma: “no sé cómo voy a poder sobrellevar esto”).

La universidad es una nueva etapa en la vida, quienes la elegimos sabemos que es algo que demanda muchísimo tiempo y esfuerzo, que a veces hay que hacer ciertos sacrificios, dejar de lado ciertas cosas, dedicarle menos tiempo a otras actividades, pero al fin de cuentas vale la pena, es un pequeño precio que pagar cuando se hace lo que nos gusta y apasiona.

Al día de hoy puedo decir que esta carrera, que de cierta forma no tiene mucho que ver con lo que estudié inicialmente (aunque me di cuenta de que algo sí tiene que ver) y que a veces parece que no es para mí, igualmente me genera pasión, tengo ansias de ver de lo que soy capaz de hacer, y de exprimir los contenidos de la carrera, que son muy interesantes para mí.

Para finalizar, quería darle un consejo a aquellos que no se deciden acerca de qué carrera seguir (o que desean cambiarse de carrera), algo que al menos funcionó para mí: no se encasillen en una posibilidad ni vayan por lo “fácil”, porque quizás eso tan “fácil” les resulta aburrido o no les llama demasiado la atención aunque tengan capacidades para ello. Siempre hay que estar abiertos a nuevas oportunidades y posibilidades, contemplar las variantes que se nos ofrecen, y bueno, a veces lo que demanda más esfuerzo o nos resulta dificultoso, es lo que más gratificación nos da.

Autor: María Garofalo

Futura ingeniera en informática y actualmente estudiante de la Universidad Nacional de la Matanza. Me faltan milenios para egresar, pero se hace lo que se puede. Disfrutando de la vida un segundo a la vez.


Compártelo:


11 comentarios

  1. Gracias por compartir.
    Cuando digo que estudié Ingeniería, y me dicen “uhh que difícil”, digo no, no es difícil, lleva dedicación y constancia y perseverancia y cualquiera que tenga estos elementos lo puede hacer.
    Hay contenidos o materias que necesitan ser masticados para entenderlos, y a veces ese proceso excede un cuatrimestre.
    Es un camino largo, pero es una herramienta que nos sirve para toda la vida, inclusive si el día de mañana decidimos ejercer otra profesión.
    Hoy en día existe una gran demanda de ingenieros y profesionales de sistemas, lo que nos dá una ventaja.
    Hoy a mis 30 años puedo dar un solo consejo y es lo que sea que hagan, háganlo con pasión.

  2. Estamos casi iguales, yo en el colegio estaba en “economía y gention de las organizaciones”, era eso o Humanidades. Ya sabía que yo iba mas para los números que para lo humanístico. Asi q me metí en Económica.
    En 2do de polimodal ya me había decido por ing química; y en 3ro ya confime que la economía no era lo mio, no me gustaba y eso que me enseñaron lo basico.
    En el ingreso entre sin problemas, un cursillo de un mes, y el examen; era matemática, y todos los temas ya lo había visto en el colegio.
    Después cuando comencé la cursada no tenía base de nada. Ahora este año voy con todo con tercero (menos una, porque recurso una de 2do)

  3. Yo salí de un técnica, en la disciplina de Administración (si, existe esa tecnicatura). Llegado el momento de decidir por una carrera, después de mucho tiempo convencido de que iba a seguir Derecho, me di cuenta de que siempre me gustó la informática y la tecnología así que me puse a buscar sobre eso.
    No encontré nada gratuito en mi ciudad así que finalmente me decidí por Ingeniería Electrónica que era lo más parecido. Estuve por cambiar de opinión, pero para mi sorpresa ese mismo año se abrió Ingeniería Informática y me quedé.
    Habrá sido duro al principio, pero a estas alturas estoy muy feliz con mi carrera. No le doy mucha bola a que sea una ingeniería, lo importante es que es lo que quería estudiar y que estoy contento con ello. Y creo que esa es la clave, estar a gusto con lo que uno está estudiando.

  4. Comencé a leerte y fue como leerme a mi misma. Yo tambien venia de otro palo y me decidi por ingenieria en sistemas de informacion que me parecia una locura pero ya en mi cuarto año no me arrepiento. Constancia y dedicacion.
    Muy bueno el post. Gracias. Exitos

  5. Para mi fue parecido. Soy Bachiller en Humanidades y Comunicación Social, o sea que tuve materias como Radio, Cine y Televisión, Periodismo, Arte Contemporáneo, etc. Un embole. Nunca me costó el colegio, tenía un promedio de 9 y pico y no estudiaba más de una hora para los exámenes. Es más, no recuerdo nunca haber estudiado para matemáticas. El último año me decidí por Ingeniería Electrónica en la UNMdP después de que mis viejos me llevaran a una charla en la facultad. El edificio se caía a pedazos pero me llamó la atención el potencial casi infinito que tiene la electrónica. Prácticamente podes hacer lo que se te ocurra. Y como a mi me gustaban las computadoras y la carrera tenía un poco de hardware y otro poco de programación y te dicen por todos lados que se necesitan Ingenieros decidí probar. El ingreso lo pasé sin problemas. Los dos primeros años también. El problema vino más adelante. Más de una vez estuve a punto de dejar la facultad porque la cosa se ponía difícil y pensaba que no era lo mío. Pero con esfuerzo y constancia estoy a dos finales de recibirme después de ocho años de carrera. Soy consciente de que me costó muchísimo, y en general la carrera me dejó sabor a poco y esperaba mucho más, pero como decía un profesor mío “esto es una introducción a la ingeniería, la verdadera carrera empieza después”. Ingeniería NO ES PARA CUALQUIERA, digo, no es difícil, no más que cualquier otra carrera, pero hay que tener mucha constancia, dedicación y pasión para ser Ingeniero, y no todas las personas están dispuestas a hacer el sacrificio. Jodas, amigos, cumpleaños, salidas, familia, vida social, muchas veces tuve que dejar de lado un montón de cosas porque sabía que si me dormía con los exámenes me iba a costar muy caro. Para mí fue todo un desafío y estoy orgulloso de haber llegado hasta acá y de haber elegido esta carrera, porque de verdad aprendes a ver el mundo de otra manera. Pero si pudiera elegir de nuevo … bueno, seguramente no elegiría ni en pedo ingeniería de nuevo, aunque seguramente digo esto por tener que estudiar en verano cuando todos están de vacaciones en la playa. De cualquier manera, Ingeniería es la mejor carrera que existe, nosotros construimos el mundo, desarrollamos, innovamos, inventamos, creamos, sin ingenieros la ciencia es fantasía y seguramente estaríamos todavía en la edad de piedra. Los ingenieros somos los mejores ;). Saludos colegas!!

  6. Leyendo me sentia super identificada. En el colegio los ultimos 3 años estudie en humadidades porque estaba confiada en que iba a seguir Prof. De Ingles, que era por ahi la carrera mas comoda para mi, ya que hace años estudio el idioma y tenia trabajo asegurado. Pero el dia de ir a inscribirme decidi que tal vez no era lo que yo queria y me cambie a Ing. En Materiales. No fue tan de la nada. Cada vez que decia que iba a seguir Prof. De Ingles me decian que “tenia mas potencial” y que tal vez “me fijara en una carrera como la ingenieria que es necesaria y de esa forma exprimir mi potencial”. Asi que decidi leer e informarme para ver si habia alguna que me gustara. La que mas me covencio fue Ing. En Materiales, me interesaba mucho y me eran llevaderas Matematica, Quimica y Fisica. Pero despues de idas y vueltas, mi eleccion fue hacia mi zona de confort: el profesorado.
    Pero se ve que dentro de mi habia dudas para, como dije antes, que el dia de inscribirme en la facultad decidiera que no era para mi y radicalmente quedarme con la ingenieria. Ademas de,el mismo dia, ir a la facultad de ingenieria y comprar los modulos de ingreso.
    La verdad, no me arrepiento en absoluto. Hay cosas que me cuestan. Y tambien tengo altos problemas de concentracion que hacen que no estudie tanto como deberia y no me vaya tan bien como podria irme. Pero son aprendizajes. Voy a empezar tercero, sabiendo que cada vez es mas dificil pero con ganas de hacer lo que me gusta.

  7. A mi me paso exactamente lo mismo que a vos, en mi colegio salias con el titulo de Humanidades y Cs. Sociales y decidí que quería estudiar ingeniería en sistemas de informacion. Este ya es mi tercer año y me quedan todavía 3 materias de primero, es difícil pero se que me gusta y quiero ser ingeniera, por eso la sigo y no bajo los brazos 😉

  8. Si estudiaste administración de empresas creo que te de conviene ir a Ingeniería en Sistemas de la Información en la UTN 😀
    Pensalo

  9. El año pasado Egresé de la secundaria (2015) de Bachiller en ciencias sociales. Fue muy difícil para mi elegir una carrera, ya que tenía muchas en mente, ser docente, profe de historia y al final me decidí por ing. En alimentos, lo primero que me llamó la atención fue en lo que se desarrollaba. La otra semana empiezo el curso de ingreso (10/2/16), se que esta carrera es muy larga, pesada y que no salí con base del colegio, pero creó que tengo la capacidad para poder llegar a mi meta.

  10. A mí también, desde que voy a primaria, las materias humanísticas se me dieron mucho mejor que las matemáticas, siempre he sido una buena alumna y la única materia que en el colegio tuve que rendir fue química. Me dije a mí misma que jamás iba a estudiar algo tan feo como eso. Un profesor de secundaria, que falleció hace menos de un año, me dijo que la química era hermosa. Me ayudó a entenderla y me di cuenta de que quería ver por mí misma hasta dónde llegaba… quería tomar la ruta difícil. Me dije que si había cosas que no entendía, las iba a entender y a dominar de la misma forma que a las demás materias. Hoy, estoy en tercer año de Ingeniería Química. Me parece que toda persona es capaz de muchísimas cosas y es importante darse una oportunidad. Muchas gracias!!!!!

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.