#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

El guardapolvo: mi guardasueños

| 14 Comentarios

¿Saben qué? Cada vez que me pongo el guardapolvo quisiera poder decir que todos mis problemas desaparecen. De hecho, me gustaría muchísimo que así fuera, poder asegurarles que mi mente se despeja y que vestir el blanco hace que sienta que tengo puesta una capa de invisibilidad ante las complicaciones de mi vida. Pero de ser así, estaría mintiendo.

Porque elegí estudiar una carrera compleja en una de las mejores universidades del país y de Latinoamérica, lo que claramente no hace sencillo este camino. Y de hecho, hace tres años cuando empecé a transitarlo, mis días se tornaron un poco más tortuosos, si eso era posible: el llanto, las frustraciones, los desafíos, los miedos, las inseguridades, las noches sin dormir, el sentirme sola tantas veces, el querer salir corriendo con mamá, dejar de hacer actividades que antes me llenaban (porque ahora simplemente no encuentro el tiempo), excusarme cada vez que no puedo cumplir con algo más, faltarle a la familia, tener dificultades para llevar una relación…

Estudiar medicina no es fácil. Y hablo de mi carrera, porque al fin y al cabo es la única que vivo, pero se que no soy la única que se ha sentido de esta manera. Y así de inestable es este proyecto, que a su vez hay que llevarlo a cabo recordando que también somos seres humanos, que no podemos aislarnos de las contrariedades de la vida, y que tenemos que sobrellevar todo esto, además, con los problemas personales que vayan surgiendo. Esos que también nos dejan en la lona, cuando se apagan las luces y perdemos el norte. De repente, mordemos el polvo y las cosas se nos van de las manos, porque no podemos controlar todo a nuestro alrededor. Se altera el equilibrio de nuestras vidas por razones que van más allá de nuestra comprensión, y ahí estamos de nuevo, intentando no desmoronarnos y a la vez alcanzar nuestro sueño de ser médicos.

Parece casi imposible salir del pozo, cuando los días pasan, te quedás atrás y apenas tenés ganas de salir de la cama. El tiempo corre, pero te perdiste un día de cursada, una fecha de parcial, desaprobaste un final, te atrasaste en la lectura, por el simple hecho de que las cosas a veces te sobrepasan, las lágrimas pesan más y también el cansancio. Así que se vuelve un circulo vicioso donde cada momento que se te fue para ponerte al día te dejó cada vez más atrás, al punto que se te hace imposible remontar. Y ahí está de nuevo, otra vez la frustración, la angustia, la decepción.

Sí, los problemas no desaparecen cuando te ponés el guardapolvo. Y capaz los que me conocen entonces se preguntarán ¿por qué era tanta mi afición cuando recién estaba en el ingreso y repetía que todo ese esfuerzo era “por el guardapolvo”? Porque verán, el guardapolvo simboliza lo alcanzado, las metas superadas, las lágrimas que se secaron. Porque más allá de cada espina que pisamos, lo importante es que seguimos en pie, caminando. Siempre vamos a tener a alguien al lado que tire más fuerte que el abismo que intenta atraparnos, para sacarnos a la superficie, alguien que nos seque la humedad de las mejillas, y además, que nos deje grabados unos cuantos abrazos de apoyo incondicional en ese guardapolvo.

El guardapolvo, a mí me recuerda que fui capaz de superar obstáculos que antes me parecían insalvables. Y que si pude con eso, confío en que voy a poder con mucho más.

Autor: Geraldine Kraus

Médica en proceso en la UNLP y escritora aficionada. Lectora obsesiva. Amante de la política, los deportes y los idiomas. Cronopia ante todo.


Compártelo:


14 comentarios

  1. Hola, estoy estudiando para la difícil tarea de ingresar a medicina en la Universidad Nacional de Córdoba y leer esto casi me dan ganas de llorar sobre todo en esta etapa de incertidumbre e inseguridades sobre si voy a ingresar o no más todo lo que voy a vivir cuando ya esté adentro. También leí tu entrada anterior y la verdad es que me motivó bastante.
    El camino es complicado pero cuando terminemos vamos a mirar hacia atrás y nos vamos a dar cuenta de que todo valió la pena.
    Seguí así, en vez de decir “no tires la toalla” voy a decir “No tires el guardapolvo”.

    • Que bueno que te haya gustado!
      Todos pasamos por algun ingreso, que sea donde sea, siempre sentis que tenes que atravesar los 7 infiernos para entrar en la carrera. Pero tranqui, porque todo pasa y cuando menos te lo esperas, el tiempo volo y estas a mitad de camino 🙂
      Suerte!

  2. hola, lei el mensaje y se me callleron las lagrimas, estoy en una situacion muy fea en mi facultad que me deja entre si paso o no de año, estoy en segundo, la verdad pelee muy duro para estar aca, y se lo que duele, pero es lo que amo, y se que aunque sea si salgo mal en estos dias, no voy a bajar los brazos porque Dios mi familia y mis amigos siemppre estan paaara un abrazo incondicional.
    y a la chica de arriba le digo que no afloje, el ingreso te va a hacer dura darte un ritmo de vida que no todos tienen y que es dificil de asimilar, pero para esta carrera es importante saber que no hay que bajar nunca los brazos.

    • Se hace muy dificil, todos pasamos por situaciones re complejas, y nos asaltan las dudas y las inseguridades, los miedos… A no aflojar nunca!
      Me cantaba mi mama cuando era chiquita “no te caigas campeon, falta el ultimo round… que te espera en el final de tu camino. Solo hay que seguir de pie para ganar, convirtiendo en horizontes los abismos”

  3. Bueno yo no estoy estudiando la carrera de doctor en medicina pero si una licenciatura relacionada, y asi como a vos te pasa con el guardapolvo a mime pasa con otra cosa. Desde hace tiempo cierro los ojos yme imagino con el estetoscopio colgado en el cuello, es la mayor motivacion. Todo sea por llegar a mi estetoscopio!!

  4. Las palabras justas, en el momento justo.
    A no bajar los brazos futuros colegas! El camino es largo pero la recompensa es enorme

  5. Hola, me encanta todo lo que dijiste en esta nota y en la anterior, yo quiero comenzar a estudiar en la UNLP de Medicina, pero la verdad es que me da mucho miedo, ya estoy finalizando la secundaria y aún no me inscribo, realmente es tan complejo como todos te hacen creer o es solo el susto que quieren darte?

    • La realidad es que sí, es tan complejo y más de lo que todos se creen pero si en verdad te gusta dejas todo eso de lado y seguis para adelante para alcanzar lo que tanto queres 🙂

  6. Hola! Me sentí muy conmovida con lo que dijiste porque me sentí totalmente identificada. Empece este año medicina en la uba y nada salio como yo quería, ya de entrada en una materia /anato/ se me hizo imposible estudiar, no sé estudiarla (¿consejos?) y me quede estancada…y sumandole que nadie explicaba… y yo no entendía nada por mas que leyera, nada entraba…

    Me frustre, me puse muy mal y a eso se le suman los problemas familiares, es como vos dijiste es un circulo todo y me parecía una mierda todo…
    Debo admitir que llore, y baje los brazos… esas ganas que tenia de ir a la facu se fueron pero tenia que seguir y de apoco volví a entrar en sí y hoy mas que nunca puedo decir “QUIERO HACER ESTA CARRERA”

    Creo que esto tenia que pasarme en algún momento, si le miro el lado positivo aprendí a levantarme. Esta vez fue un poco tarde porque cuando volví no pude revertir lo que había hecho: Dejar de lado las otras materias y enfocándome en una que por mas que lo intentara nada paso, haciendo un fracaso total.

    Así, me siento todavía un poco mal pero a la vez me volvieron unas ganas inmensas de volver a estudiar, organizarme mejor, planificar y prepararme con todo para el prox año y seguir hasta lograr tener el titulo en mis manos.

    De verdad tus palabras me conmovieron y tengo que darte las gracias por compartirlo.

    ¿Puedo decir que todo estas emociones son normales?

    Gracias de verdad, por alguna razón leer estas cosas me motivan también.

    ¡Exitos! y besos!

    • Hola! Mira con todo lo que decis me haces pensar en mi el año pasado. Yo tambien sufri con anato, no sabia como encarar el estudio de la materia, me atrasaba, me sentia menos que mis compañeros y todos mis amigos cursaban en otra catedra, asi que era como estar sola. Consejos? Yo sobrevivi a anatomia catedra A de la UNLP 2015 asi: estudiando de truchitos (que son una guia practica para idiotas jaja en mi opinion y te salvan las papas) como la “leccion de anatomia” y “apuntes libra” (los libra son lo mas). Por otro lado, si ves que en las clases te perdes, trata de prestar atencion en los practicos, y mirar bien los preparados, por mas que no entiendas nada, sacales fotos mentales para recordalos cuando estudies. Y despues, el gran guia de los estudiantes: Leonardo Coscarelli. En Youtube encontras todos los videos de las clases mas grosas, con esquemas super sencillos y tenes la opcion de hacer algo que en clase no pasa: poner pausa, retroceder, y tener tiempo de tomar apuntes!
      Esos son los tips mas importantes para anato, al menos los que a mi mas me sirvieron. Y algo que a mi me resulto imprescindible, fueron mis amigos, que no solo me sostuvieron en lo personal cuando me derrumbe, sino que tiraron de la soga cuando quise recursar la materia y me dijeron: vos podes, nosotros te ayudamos a preparar el parcial. Y asi estuvieron noches enteras explicandome temas y soportando mis humores.
      Como dijiste, todos pasamos por una o mas crisis en algun momento de la carrera. Y te preguntas ¿que hago si esto no es para mi? Yo aprendi a fuerza de golpes y porrazos: esto es lo que quiero para mi vida, y no me voy a dejar vencer por las frustaciones. Asi que segui adelante! Hasta los grandes caen en algun momento, y capaz que vos seas la que sostenga a alguno mas adelante!
      Fuerzas, no tires el guardapolvo y sobre todo, segui peleandola! Te lo dice quien en su momento tenia la autoestima en el suelo y hoy es una flamante casi estudiante de tercer año y ayudante de histologia. Mucha suerte !

  7. Bueno a días soy Celina y estoy cursando el último año de secundaria, mis ganas de seguir estudiando me llevan a comenzar la carrera de Lic en nutricion, un detalle tengo 50 años y muchas expectativas, es posible algún consejo sobre la carrera. Muchas gracias .

  8. Hola! Te escribo ahora porque lo acabo de leer. Estoy en el primer año de Medicina en la UNLP, hice el ingreso aunque no haya servido de nada porque la nueva ley hizo que ingresemos todos de un tirón y ni me imagino qué debes pensar de lo fácil que es ahora llegar al guardapolvo.
    Quería contarte que comparto que más dificil es este año, en el que llevamos el famoso guardapolvo. Empecé a estudiar en febrero y ya a esta altura estoy casi atrasada, la llevo al día a duras penas. El cansancio es más fuerte que yo y es tanto para hacer día a día que nos abruma.
    Pero lo que estudiamos es más hermoso y satisfactorio que cualquier piedra en el camino.
    Muchas gracias por el apoyo que me diste hace ya un año jajaja. Te voy a seguir leyendo. Saludos!

  9. Hola!!
    La verdad que es hermoso el post!
    El año que viene empiezo a cursar la hermosa carrera de medicina y mis nervios me matan…
    No soy una alumna de 10, ( hay que admitirlo ) pero yo creo que si se quiere se puede!! Amo medicina y todo lo que lo conlleva…
    Tooooodo el mundo me tira abajo y quiere asustarme… Tan dura es la carrera??
    Ahh!!! Y me recomiendan algunos libros para ir leyendolos ?

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.