#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Ser ayudante

| 13 Comentarios

En 2011 cursé la materia Análisis Numérico de la carrera de Actuario en la FCE, UBA. Por los pasillos se comentaba que era re jodida, que casi todos la recursaban, etc. Como en ese momento no tenía muchos conocidos en la facultad y mucho menos compañeros que ya la hubiesen cursado, empecé el cuatrimestre con un poco de miedo de lo que pudiera llegar a pasar.

Las primeras clases fueron bastante pesadas, había muchas demostraciones y muchas otras fórmulas, las cuales nosotros teníamos que demostrar. Pero a medida que pasaron los días empecé a tomarle la mano, los temas se hicieron más amenos y era más sencillo seguirle el paso a la profesora.

Llegó el primer parcial, mucho miedo por lo que pudiera aparecer, había visto un par de parciales viejos pero eran todos muy distintos. Regla para aprobar: de 5 ejercicios, 1 de teoría bien y 2 de práctica bien. Y bien es PERFECTOS, no vale sumar regulares ni bien menos.

Me entregan la hoja, y veo un parcial muy accesible si venías siguiendo la materia al día, me concentre e hice el parcial lo mejor que pude. Finalmente me saque un 6, no es una gran nota pero teniendo en cuenta q fuimos 4 los que tuvimos una nota igual o mayor a 6, fue un gran mérito. En ese momento mi visión de la materia cambió completamente, ya no iba asustada a clase con miedo a no entender o no poder seguir el ritmo. Sino que iba con ganas de entender y aprender, le explicaba a mis compañeros y ellos confiaban en lo que les decía, ojo, tampoco me hice crack en la materia, tenía millones de dudas y muchas cosas también me explicaban ellos, pero tenía una confianza que no había sentido antes.

Para el segundo parcial también me esforcé muchísimo y finalmente logré promocionar la materia, y ese día me di cuenta de lo bien que la pase cursándola. Fue mucho sacrificio, pero aprendí y entendí, y cuando terminó la clase, con muchísimo miedo y vergüenza, sutilmente le dije a la profesora que quería ser ayudante. La profesora muy amablemente aceptó la propuesta, me pidió mis datos y me dijo que se iba a contactar conmigo. De la misma manera otro de mis compañeros también se ofreció para participar de la materia, así que un día nos reunimos y la profesora nos comentó las ideas que tenía para el curso, las pautas que seguía y nos consultó la opinión que teníamos de éste y qué cosas cambiaríamos.

Uno habitualmente ve a un profesor como a alguien muy lejano, que sabe mucho más que uno, o mismo a otros ayudantes, que por ahí los ves y pensás “a este lo llamaron después de que se recibió” o “la aprobó con 10, por eso está acá”, y la verdad es que no, nada que ver, son chicos como nosotros que por ahí se sintieron más atraídos por una materia, les interesó más, o se dieron cuenta de que podían ayudar a otros compañeros que hoy están en la situación en la que un día estuvieron ellos.

También está la parte copada de conocer todo el tiempo gente nueva, por ahí pegar onda con algún alumno y hasta terminar haciéndote algún amigo. Un día salí con un grupo de chicos de la facultad, que de casualidad todos éramos ayudantes, y uno de los chicos dijo algo muy gracioso: “Ser ayudante es ad honorem, pero no es non ponem”, así que también podés llegar a conocer a algún chico o chica y pueden terminar saliendo.

Y por último, que desde mi punto de vista es simultáneamente lo más y lo menos importante, es el estar nombrado, el estar reconocido por la facultad como ayudante. Tiene muchísimos beneficios, por ejemplo, si te conocen te pueden llamar para algún trabajo, suma mucho para tu currículum, te dan descuentos en posgrados y en cursos en el país como en el exterior, etc. Y digo que es lo más y lo menos importante porque en mi opinión uno no tiene que ser ayudante por lo que pueda llegar a obtener en el futuro, sino por la satisfacción que le pueda dar hoy, en que te cruces a un alumno en el pasillo y te diga “sos re copado”, en que un chico venga a uno y no al profesor a preguntarle dudas, que confíen en uno, y en hacer lo que a uno le gusta, porque como en mi caso, el que va un sábado a la facultad, o los que tienen que ir a las 7 de la mañana o un viernes a las 9 de la noche, lo hacen porque realmente disfrutan de hacerlo, y eso es lo más importante.

Autor: Carolina Barrios

Estudiante de Actuario en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.


Compártelo:


13 comentarios

  1. Muy linda la experiencia de ser ayudante, está bueno porque vuelves a escuchar las clases ya sin presión de aprobar y por ahí aprendes cosas que se te escaparon el año anterior.

  2. Concuerdo con lo que decís, soy ayudante de fisiología medicina de la uba y es una de las cosas mas linda que he hecho en lo que va de la carrera. Desde el conocer gente copada que le gusta la misma materia que a vos y tiene esas mismas ganas de ayudar a otra persona que de un momento a otro se convierte en tu alumno que es capaz de escribirte un mail desesperado el día antes del examen a las 3 de la mañana para sacarse la duda sobre la pregunta 43 del choice que estaba practicando, hasta el comentario de alguno el año siguiente en los pasillos de la facu que te dice “que bueno que seguís en las clases, me re sirvió todo lo que aprendí con vos!”.
    El ser ayudante es una experiencia hermosa y que, a los que realmente nos gusta, nos llena de una manera que otra cosa no haría.

  3. Me gustó mucho tu nota. Yo estudio Abogacía en la Universidad del Salvador, estoy en primer año. Pero cuando este mas avanzado me encantaría ser ayudante, tengo esa vocación de explicar y ayudar a los demás, y por suerte mis compañeros entienden cuando yo les explico algún tema.
    Te felicito muy linda nota!

  4. Muy bueno el post, yo soy ayudante en una materia de matemáticas de Ingenieria, la experiencia esta muy buena, llegas a conocer bastante gente nueva, te relacionas de otra manera con el docente y es muy satisfactorio.
    Felicidades por el articulo!

  5. Yo estoy cursando Estadísticas, y tanto el profesor como el ayudante de cátedra nos ofrecieron para ser ayudantes de la materia. A mí me interesó mucho pero para ser sincera con un dos en el primer parcial me parece que no estoy en condiciones ni de ayudar a dar vuelta la hoja.
    Pero si creo que puede ser una muy buena experiencia ponerse del otro lado de la vitrina. Me encantaría, pero estudiar me demanda muchísimo tiempo. Además para poder enseñar, primero tenés que aprender bien. En mi humilde opinión.

  6. Concuerdo muchisimo con lo que decis, soy ayudante o auxiliar docente como se dice por la UTN-FRBA, comence con ello el año pasado en quimica aplicada para ingenieria mecanica (estudio Ing. quimica y mecanica) y este año continuo en ese puesto y tambien en estabilidad 1, mas alla de lo que en un ppio los alumnos que en mi caso me ha tocado a muchos tenerlos de compañeros tambien en otras materias, vean en un comienzo o crean de vos, lo que vas haciendo dia a dia es conformar una relacion de respeto y de alguna manera de ayuda mutua, amo lo que hago y como bien decis sea sabado o lunes a primera hora si esta en mi te doy una mano, y sino buscamos la manera de solucionarlo, ser ayudante abre mas puertas de las que pense cuando me meti en esto por impulso o vocacion dicen muchos y no me arrepiento ni un poco de ello. Es totalmente satisfactorio el saber que podes dar un mano en algo a alguien y ademas aunque no parezca desde mi punto de vista muchas veces aprende mas uno que el mismo alumno. Doy gracias a los profesores que me invitaron a ser parte de su grupo laboral o de aprendizaje la educacion es la base de todo y es por lo que es necesario de gente que crea en ella como creo que creemos nosotros que apostamos por esto

  7. Hola Carolina, concuerdo con lo vos decis, hoy terminè de rendir Derecho Civil, la segunda materia de la carrera de abogacia, y cuando fui a pedir que el profesor titular me firme la libreta, le pregunte si podia ser ayudante y me dijo que venga el proximo cuatrimeste, que no habia ningun problema.
    El cuatrimestre que viene les cuento como me fue.

    Saludos.

  8. Que copado, yo estoy estudiando psicología, y me encantó una materia con la que no pensaba que iba a conectar, Biología evolutiva humana; me re gustó, así que estoy esperando la nota del final, y según como salga todo, voy a preguntarle a mi profe si puedo ser ayudante en su materia.
    Pd: muy buen post 🙂

  9. Muy lindo articulo! A mi me paso exactamente lo mismo con una de las materias que curse, Probabilidad y estadística, cuando termino el cuatrimestre me acerque al profe y le pregunte si podía ser ayudante. Y la verdad es que disfruto muchísimo mas la materia ahora, entendiendo cosas que antes no entendía y ayudando a los alumnos a entenderlas. Es una experiencia hermosa, tanto por lo que uno aprende como por las personas que uno conoce. Es realmente un placer ir a las clases!

  10. Muy buena nota. Yo he sido ayudante en 3 materias y sigo sumando. Creo que las ayudantias son el primer paso para la docencia.

  11. La verdad Carolina, me sacaste un miedo de aquellos!!!… gracias por contarloo!!.. Estudio Relaciones Internacionales en la UNR. A lo mejor .. este 2015 sale ayudantía en Teoría jurídica o relaciones Internacionales… Quien dice, a lo mejor no son tan orcos( sii, orcos como los de “El Señor de Los Anillos”), como uno piensa… Besos !! 😀

    PD: FELIZ 2015!!!! 😀

  12. La verdad pienso lo mismo en relación a que hay que ayudar en lo que más se pueda sin pensar tanto en los beneficios ‘ así es como una persona es feliz haciendo lo que más le gusta. Y dando la mano al otro! Aunque muchas veces no nos hayan ayudado a nosotros.
    Éxitos.

  13. Genial tu post!! Estoy pasando por una experiencia similar a la tuya pero con Calculo Financiero! Son esas cosas que te inspiran a mas, a querer ver nuevos ámbitos dentro tu facultad. Estoy esperando al próximo cuatrimestre para empezar y ver como me va, sin duda un gran desafió. Gracias por compartir tu experiencia, muy satisfactorio haberme encontrado con este post.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.