#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

La nutri

| 45 Comentarios

Estudio Nutrición en la Universidad Nacional de Lanús. Sisi, estudio una carrera recontra heavy en una facultad nueva. Antes de empezar tenía el bolsillito lleno de preguntas tales como: ¿Servirá mi título? ¿Será buena la carrera? etc, etc, etc. La respuesta todavía no la sé, porque estoy en primer año y, más importante: soy la segunda promoción de una carrera en la que todavía no se recibió nadie.

Elegí esta facultad porque me queda cerca, es muy linda y me llegaron los comentarios de que es muy buena. Por ahora, voy comprobando examen tras examen que la exigencia es alta, sobre todo en los finales, que de hecho, son obligatorios en el 90% de las materias de al menos mi carrera. Pero más allá de eso, siento que aprendo de verdad, que el conocimiento me queda y que las materias no me las saco de encima (súper importante).

Primero me había anotado en Traductorado de Inglés en la misma universidad, pero un día antes del examen de ingreso me pregunté “¿Es esto lo mío? ¿Quiero pasar toda mi vida atrás de un escritorio traduciendo?” y al toque vino la respuesta: NO. Fui, di el examen para complacer a mis viejos pero claramente desaprobé. Estuve todo un cuatrimestre haciendo casi nada, solamente iba a entrenar (juego al hockey) e iba a Inglés, porque me quería preparar para darlo de nuevo, ya que no sabía qué otra cosa hacer. Yo quería ser médica, pero no tenía la suficiente vocación para fumarme mil años de mi vida, viajar hasta FMED otros mil años, etc. Sabía que me gustaban las cosas relacionadas con los alimentos, el cuerpo humano, que me llamaba sobremanera la atención las calorías, los equivalentes, las dietas, pero nunca me terminaba de dar cuenta que corno era lo que quería.

Un día, divagando en esas laaaaaaaaargas (muy largas) noches por la web, me puse a ver carreras en la UNLa. Y ahí la vi: Licenciatura en Nutrición. La lamparita se me encendió, empecé a ver el plan de estudios y dije “¡Por el amor de Batman, parece armado para mí!”. Automáticamente pensé si me veía trabajando de eso y no dudé ni un segundo.

Contra todos los pronósticos, una noche de los primeros días de junio le dije a mi familia: “No voy a hacer el traductorado… voy a probar nutrición, ahí, en la facultad de Lanús”. Nunca vi tales caras de sorpresa. Mi hermano, esbozó una risita como diciendo “pffffff, te van a romper el ort*”, y mis viejos me dijeron que si eso me hacía feliz, adelante mi valiente.

Llegó el día y me anoté. Empecé el curso de ingreso, cursé como una lady y me presenté a rendir los exámenes finales: 9.25 y 7.50 en cada uno. Había entrado, ese 5 de diciembre caluroso, muy caluroso, YO iba a ser nutricionista, YO iba a cumplir mi sueño que no sabía que había sido mi sueño, YO iba a ser “la licenciada”. Y así fue, a fines de marzo del 2013 empecé el primer año y hoy, a pesar de que tengo el totó del diámetro de un barril, amo mi carrera, amo mi vocación y sobre todo y MUY importante, estoy muy a gusto con mi facultad.

Estoy en primer año, tengo 2 materias aprobadas, 3 regularizadas y estoy cursando 5. ¿CINCO? ¿VOS ESTÁS NORMAL? No, no estoy normal pero es lo que plantea el plan de estudios y si no lo hacés, te atrasás. Laburé durante el ingreso y en febrero le pedí a mi viejo que me banque y yo metía todas las materias. Accedió, y acá estoy, rompiéndome el lomo para hacer de mi vida lo que yo quiero.

Apenas duden de su carrera, déjenla. Nunca hagan nada para complacer a su entorno. Si esas personas no entienden, mejor descartarlas de su vida.

Gracias por su tiempo, sigan a su corazón y estudien lo que se les cante el apetito.

Clases particulares con descuento: 10 y 15% off en packs

Autor: Camila Rodriguez Batan

@nutricion.cami - A pasitos de ser Licenciada en Nutrición - UNLa. Bailarina de contemporáneo. Gallina. Potterhead.


Compártelo:


45 comentarios

  1. Pingback: La nutri 2: todo llega, todo pasa | #SerUniversitario

Responder a alejan Cancelar la respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.