#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

¡Mamá! ¡El año que viene me recibo!

| 20 Comentarios

Cuando uno empieza a estudiar Medicina hay algo que uno tiene asumido: el recibirse está muy, muy lejos. Tan lejos que Burro de Shrek preguntaría unas 2.489.563 veces “¿Ya merito llegamos?”.
Ya merito llegamos?Uno arranca con toda emoción e inocencia el CBC. Terminás esas 6 materias completamente irrelevantes para tu vida y empezás a cursar en Facultad de Medicina, sin tener plena conciencia de que la puerta por la que estás entrando a ese enorme edificio en la calle Paraguay te va a ver pasar por ahí un millón de veces.

Pasa Anato, pasa Histo, pasa Embrio. Vos, después del año más intenso de estudio de tu vida, estás en 2º. Te sentís grande, pero seguís siendo un pichón. Recibirse sigue estando a años luz de distancia. Arrancas 3º año sabiendo que al año siguiente te espera el tan milagroso hospital. Entras en la UDH y te decís “¡Epa! Ya pase la mitad de la carrera”. Te haces un papelito anotando las materias que te faltan para recibirte. Son seis mil millones. Sin embargo, hasta que te acostumbras al ritmo de cursar todos los días a las 8 de la matina y rendir un examen semana por medio, ya terminó el año. Verano. Dormís como un oso. Marzo. Arrancás 5º, contento de volver al hospital nuevamente. De pronto te das cuenta de algo:

EL AÑO QUE VIENE ME RECIBO.

Y ahí entras en pánico.

PánicoEso me pasó ayer. Es un pánico distinto, de todos modos. Hiperventilás, sí, pero es una mezcla de quecercaqueestoy-nopuedocreerqueloestoyporlograr-aymirasinolologro-quegrosasoy-soyunapelotuda. Pero es un sentimiento lindo. Y aterrador. Y realmente espectacular.

Curso on demand Química CBC GRATIS

Autor: Milena Rivero Segura

Estudiante de Medicina, UBA. Antes me estresaba insultando a Funes Mori en @Milelandia. Ahora, ya maduré. ¡Casi médica (en instantes)!


Compártelo:


20 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.