#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

“¿Televisión? ¿Eso se estudia?”

| 10 Comentarios

Cuando decidí meterme en la carrera (y en el mundo) de la producción y dirección de radio y televisión, internamente sabía que me iban a llover muchas preguntas, como “¿qué materias tenés?” o “¿en dónde pensás trabajar el día de mañana?”. Pero “¿Televisión? ¿Eso se estudia?” parece ser la que tiene más rating.

La televisión no se hace sola. Cuando estás solo y aburrido, o en familia o con amigos, y encendés el televisor para ver “qué hay”, tenés la posibilidad de elegir entre 5, 70 o 150 canales. Probablemente en cada uno de ellos hay un programa, una serie o una película. Y los números se hacen cada vez más grandes si los multiplicamos por la cantidad de personas que trabajan o trabajaron detrás de ellos.

Cada proyecto se inicia con un alguien, o un grupo de varios alguien, que a la larga o a la corta termina dependiendo de un grupo mayor y cada vez más grande. Esos varios alguien, en los inicios de la televisión, eran aficionados que hicieron de su oficio una profesión. Y en gran medida hoy lo siguen siendo, pero existe una nueva generación que quiere y tiene la posibilidad de hacer televisión desde la profesión (hola, acá entro yo).

El plan de estudios de mi facultad está preparado para que uno aprenda a generar contenidos audiovisuales desde la concepción de una idea, la escritura de un guión y toda la pre-producción, pasando por la realización, hasta llegar a la pos-producción, de un programa en vivo, grabado, en un estudio, en exteriores, periodístico, de entretenimientos, ficción, etc., y pueda hacerlo de manera independiente, o con recientes profesionales como uno. Aunque claro, se puede optar por buscar empleo en un canal o productora, que creo que, sin dudar, contratarían a una persona que reúne conocimientos, ganas y pasión. En ambos casos, voy a seguir aprendiendo aún ya recibida, y eso es algo hermoso que tiene esta profesión: no tener un límite.

Porque si bien el título que puedo tener es de Productora y Directora de Radio y Televisión, la carrera es mucho más amplia. Primero, porque hoy en día cuando hablamos de medios de comunicación no podemos encerrarnos solamente en la radio y la televisión, sino que existen muchas otras plataformas nuevas. Y segundo, porque la vida de un productor debe ser más amplia: un productor debe tener idea de cómo su programa sale al aire, pero no se encarga de la parte técnica; sabe qué cámara enfocará cada cosa, pero no será él quién las maneje… Y así puedo nombrar un sinfín de tareas de las cuales el productor tiene conocimiento pero no necesariamente debe realizar. Porque esa es la tarea esencial del productor: diagramar y conectar todas esas tareas al mismo tiempo, de modo que encajen a la perfección para lograr un contenido audiovisual.

Quiero, el día de mañana, dedicarme a generar contenidos para una nueva generación que está naciendo, y crece consumiendo medios de comunicación como lo hice yo, para que el día de pasado-mañana alguno de ellos tenga la misma necesidad que yo (y hasta podría llamarlo responsabilidad) de seguir haciendo la televisión que a mí me gustaba ver.

No estudio a la televisión en sí, no la analizo en concreto, aunque debo tener un gran conocimiento de ella, sus avances, necesidades y limitaciones. Estudio cómo hacer televisión para estar lista el día que tenga la oportunidad de que ella me haga a mí.

Química CBC on demand: curso completo en video - Aprovechá las lecciones gratuitas

Autor: Agustina Andrés

24. Producción y dirección. Intérprete de Lengua de Señas Argentina - Español y ya casi Profesora de Educación Inicial. Sí, todo eso. Instagram: @guguiandres


Compártelo:


10 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.