#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

The multiple choice survival guide

| 14 Comentarios

Los ‘choice’ sin lugar a dudas es la modalidad de examen que mayor amor-odio me genera. Si lo miro desde el punto de vista docente, están buenos; son fáciles de corregir y evalúan eficazmente un conjunto de temas teóricos rápidamente. O sea que con un multiple choice podés saber rápidamente si el alumno conoce de manera teórica lo que estás evaluando.

Desde el punto de vista del alumno, el choice es raro. Por un lado tiene la ventaja que se resuelve relativamente rápido. Es decir, en unos 45 minutos terminaste el examen (sobre todo si no hay que justificar la respuesta) y por sus características, en ocasiones, podés resolver algunas preguntas a partir de los enunciados de otras. Pero estando en el examen, el multiple choice se transforma en un karma por la simple razón de que cualquiera de las opciones podría ser la respuesta correcta. Este aspecto traté de resumirlo en 140 caracteres con el siguiente tweet:

Yo lo sufrí así, es decir… estando a dos exámenes de recibirme tuve que enfrentarme al principal enemigo que me encontré en la carrera: los ‘choice’. Es por eso que seguí una serie de tips que describo a continuación y que me ayudaron a aprobar éstos exámenes.

Vamos a enumerar una serie de ítems genéricos a tener en cuenta que se adaptan a cualquier multiple choice:

ANTES DEL EXAMEN

  • Tratá de no estudiar todo de memoria. Los multiple choice, generalmente, están preparados para confundir un poco a los alumnos por lo que si memorizaste textualmente los hechos y no comprendiste lo que leíste, difícilmente puedas contestar bien las preguntas en el examen. 
  • Si tenés que estudiar una lista de características o elementos y tu memoria no es buena, nunca está de más aprenderte la cantidad de ítems que conforman la lista. Muchas veces sabiendo la cantidad podés descartar opciones del choice sin conocer unívocamente cada uno de los elementos que lo componen.
  • Si tenés una muy buena memoria, las reglas mnemotécnicas son más que útiles. Es poder memorizar un conjunto de palabras a partir de una palabra o frase que es compuesta por sílabas o iniciales de dicho conjunto.

Una de las reglas mnemotécnicas más conocidas es SOHCAHTOA. Utilizado en trigonometría para calcular el seno, coseno y tangente de un ángulo.

Siendo:

SOH –> Seno = Opuesto/Hipotenusa

CAH –> Coseno = Adyacente/Hipotenusa

TOA –> Tangente = Opuesto/Adyacente

Éstos pasos hacen mucho más simple la preparación de un examen de éstas características. Siempre recalcando la lectura comprensiva y aprovechando al máximo la memoria sin llegar a saturarnos.

Ahora bien, estando en el examen ya es otra cosa. Acá lo importante es no dejarse llevar por la desesperación. Generalmente los choice contienen mucho texto y el examen puede abarcar una gran cantidad de páginas. Acá mis consejos para tener en cuenta en cualquier examen de este tipo:

DURANTE EL EXAMEN

  • Puede sonar cliché pero conviene leer muy bien la primera página del examen. En ella figura la forma de resolución, la cantidad de preguntas necesarias para aprobar, las penalizaciones, la duración, etc.
  • En cuanto a la forma de resolución, es simple: en ocasiones suele ser encerrar la letra de la opción correcta en un círculo y en otras es escribir la letra de la opción correcta en un recuadro.
  • A veces la primera pregunta del examen es simplemente para explicar cómo se tiene que rellenar la opción. Si te equivocás en esta pregunta, no tenés mucho futuro… en el planeta Tierra.
  • Las penalizaciones son lo peor. En ocasiones contestar mal una pregunta resta puntaje. Es importante conocer bien si esto aplica en el examen y evaluar el costo-beneficio de “adivinar” una respuesta.
  • La duración del examen es importante. De nada sirve que te lleve 1 hora resolver las primeras cinco preguntas y te queden 45 preguntas para resolver en los últimos quince minutos. Racionar el tiempo es fundamental. Si no pudiste resolver alguna pregunta en un tiempo considerable, pasá a la siguiente. Alumno que huye sirve para otra pregunta.
  • Algunas preguntas se resuelven con el enunciado de otras preguntas. Es tan simple como prestar atención y ver qué preguntas se encuentran relacionadas entre sí. Ejemplo:

Pregunta 1: ¿Cuáles de los siguientes pasos de XXXX no corresponde?

A) Paso AAA

B) Paso BBB

C) Paso CCC

Pregunta 12: ¿Cuántos pasos conforman a XXXX?

A) 1 paso

B) 2 pasos

C) 3 pasos

Suponiendo que no sabemos ninguna de las dos preguntas que figuran arriba. La Pregunta nro 12 se puede contestar con la Pregunta nro 1. Es decir, salvo una gran trampa armada por el profesor, podemos inferir que el proceso XXXX consta de 2 pasos ya que el enunciado de la pregunta 1 enumera tres pasos de los cuales uno es incorrecto. Esto es muy común en los múltiple choice y se suman muchos puntos “de arriba” gracias a prestar atención.

  • Algunas preguntas se parecen a otras pero están formuladas de otra manera. Es decir, puede ocurrir que la pregunta 20 de un examen sea practicamente igual que la pregunta 2 pero esté negada. Eso cambia completamente la opción a elegir y hay que tener mucho cuidado para no equivocarse. Olvídense de que la palabra que niegue la sentencia esté en negrita, subrayada o en mayúscula.
  • Algunas preguntas pueden estar repetidas. Así como lo leen… y de más está decir que un alumno universitario no puede responder dos cosas distintas en una pregunta exactamente igual en un mismo examen. Esto demuestra que uno estuvo adivinando las respuestas y que claramente no hay criterio para elegir las opciones. Esto generalmente va acompañado de un lindo 1.
  • “Todas o ninguna de las anteriores”. Éstas opciones fueron creadas para arruinarle la vida a los estudiantes. Porque en el momento que leés “Todas las anteriores son correctas” o “Ninguna de las anteriores son correctas” te entran unas ganas de elegirlas que te nublan el razonamiento. Pero hay que sacarle provecho. La mejor forma es, que cuando tenés que elegir una opción y estás seguro que dos opciones podrían ser correctas, entonces probablemente “Todas las anteriores…” sea la respuesta a elegir. Igualmente ocurre con “Ninguna de las anteriores…”.
  • Pedí una hoja borrador y armá una tabla con el siguiente encabezado: NRO, DESCARTADAS, TEMA. Cuando no sepas una pregunta, anotá el nro de pregunta y el tema. De ser posible, si sabés que algunas opciones no son la respuesta correcta anotalas en Descartadas. Luego, continuá el examen y fijate si más adelante se responden las preguntas que no supiste (como se vio anteriormente) o si se agrega alguna opción más a la columna de Descartadas. Cuando vuelvas sobre la misma pregunta, llegó el momento de adivinar. El objetivo de la columna de descarte es aumentar la probabilidad de elegir la opción correcta.
  • Si hay penalización por contestar mal, hay que rever el hecho de adivinar respuestas. Aquí habría que llevar la cuenta de las respuestas que fueron respondidas con seguridad. Si llegaste al 4 salvador no conviene arriesgarlo adivinando opciones.
  • Que la opción exprese algo correctamente no significa que sea la opción correcta. Siempre verificar que la opción elegida tenga estrecha relación con el texto introductorio de la pregunta. Las otras opciones por más correctas que parezcan son “distractores”.
  • Generalmente la respuesta correcta es la que contiene más información.
  • Usualmente para forzar el texto de una respuesta incorrecta se utiliza otra definición pero mal expresada, un error semántico, negación, similar definición pero sin un elemento clave, etc.
  • Por último, si hay que encerrar la respuesta en un círculo, es de gran ayuda anotar el número o letra de la opción en una hoja borrador junto al número de pregunta. Luego de realizar el examen y si queda tiempo, verificar que la opción elegida coincida con la anotada. Es muy común que nuestro cerebro se autosabotee sabiendo cuál es la opción correcta pero estúpidamente encerrando la opción incorrecta.

Espero que a todos los que tengan que sufrir esta modalidad de examen les sirva de algo este post. Como último consejo les dejo un tip para “después de rendir”. Mientras el profesor está corrigiendo los exámenes y esperan por la nota, ya no vale la pena verificar en los apuntes o preguntarle a algún compañero. Después de todo el multiple choice ya terminó. Lo mejor es relajarse y:

A) Tomarse un café

B) Comerse un tostado

C) Comerse un chocolate

D) Todas las anteriores

Clases particulares con descuento | 10% y 15% OFF en packs

Autor: Angel Simón

Desarrollador de software freelance, Docente en UTN, Licenciado en Informática, Ex-handballista, Pésimo tenista, Hincha de Independiente, Nerd. @void en Twitter.


Compártelo:


14 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.