#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

¿Dónde quiero, puedo o me imagino estudiando?

| 28 Comentarios

Me acuerdo del colegio y me da un poco de nostalgia recordar lo que fue. Lo distinto que fueron esos años de secundario, a la realidad que hace unos años transito, la facultad. Ya para ese entonces sabía que quería estudiar Abogacía, pero tenía la incertidumbre de no saber en dónde. El colegio, durante semanas, nos llevó a todos los alumnos de quinto año a conocer muchas universidades, menos a la UBA. Igualmente, decidí visitarla por mi cuenta.

Una tarde después de salir del colegio, visité la Facultad de Derecho. Entré por la puerta del “costado”, junto a mi mamá y me encontré con un mundo distinto. Apenas puse un pie allí, vi muchísimos carteles promocionando los partidos políticos, algo que era atípico para mí. Era época de elecciones y los pasillos estaban plagados de afiches como si fuese una elección presidencial. La gente que iba de un lado al otro era muchísima, algunos ni se miraban y otros se saludaban a la distancia, la mayoría iba cargada con libros mientras que charlaba.

Fui al primer piso solo para husmear, y las imágenes se repetían constantemente, mucha gente por todos lados. Creo que me abrumó ver ese mundo, del que no tenía idea que existía hasta ese momento, y no le hice preguntas a nadie. Sabía cuándo me tenía que anotar en el CBC y me fui tranquila, dejando atrás el bullicio, y sabiendo que era justo para mí estudiar ahí.

En un instante sentí que esa iba a ser mi facultad, y una sensación de pertenencia me inundó. Pude imaginarme caminando, y hasta corriendo en las escaleras desesperadamente para no llegar tarde, y de esa manera despejé todas las dudas que tenía sobre mi futuro.

Me habían hablado mucho de la UBA, todos opinaban que era la mejor, que no podía dejar de estudiar ahí, pero sentía que tenía que decidirlo solamente yo. Pese a haber conocido otras facultades, ninguna me convencía del todo como la UBA, y finalmente me inscribí en el CBC.

No me sirvió tanto analizar con detalle los planes de estudio que tenía cada universidad, ya que las materias son en todas las facultades las mismas, y solo varía la cantidad de materias que se cursa por año y si hay finales obligatorios o se puede promocionar.

Pese a ser consciente de la exigencia que implicaba estudiar ahí, me animé. No tenía idea cómo iba a hacer para estudiar tanto, pero sí sabía que no iba a ser fácil. Sin embargo, preferí arriesgarme, no quedarme con las ganas de hacer lo que sentía, y de tomar la mejor decisión que creía.

Y aunque muchas veces estemos llenos de preguntas, sin saber cómo responderlas, y nos frustremos con las indecisiones de la vida, está bueno darse un poco de tiempo, no para pensar fríamente, sino para moverse, investigar, conocer y descubrir.

Porque mas allá de la carrera que cada uno elija, del lugar en donde uno estudie, esta etapa universitaria, que está llena de independencia, libertad y responsabilidades, vale la pena vivirla. No solo porque uno va en busca de un título, de más conocimientos y un gran mañana, sino porque las facultades forman personas y, sin pedir nada a cambio, te dan todos los días un poco más.

Es en donde uno, pese a tener nuevos amigos y compañeros, está caminando una ruta solo, eligiendo qué hacer, decidiendo qué ser y sobre todo, viviendo cada día como una nueva oportunidad, para poder salirse de la ruta o seguir en ella. Una como la otra opción son válidas, son la manera que tenemos de ir en busca de nuestra felicidad, necesitando valentía para elegir con cuál de ellas quedarnos y bastante pasión para reelegir, día tras día, lo que alguna vez nos animamos a estudiar.

Yo sigo en esa ruta que inició el día que visité la facultad y me decidí por ella. En ese momento no imaginé mucho sobre la carrera, me dejé sorprender. Y pese al cansancio y a los obstáculos que se presentan, la volvería a elegir, una y otra, y otra vez.

Curso on demand Química CBC GRATIS

Autor: Mara Noel Resio Colombo

Estudiante de Derecho en la UBA. Intentando entender los puntos, y terminarlos rápido.


Compártelo:


28 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.