#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

El estigma social de “¿ESO estudiás?”

| 234 Comentarios

Dicen que “De la muerte y de los cuernos no se salva nadie”. Bueno, si sos universitario, del escrutinio sobre qué estudiás tampoco. Es jodido escuchar una y otra y otra vez las opiniones que todos tienen sobre tu carrera, pero teniendo en cuenta que el homicidio sigue siendo ilegal no tenemos muchas opciones.

Desde el principio, cuando terminamos la secundaria, como si no fuera difícil tomar una decisión que va a afectar al resto de tu vida, tenemos que escuchar cosas como: “¿Y con eso qué haces?”, “Te vas a morir de hambre estudiando eso” o “Eso es muy fácil, hacé algo en serio”NO, NO y NO. Esas frases, que tendrían que ser eliminadas del lenguaje, son a las que nos enfrentamos frecuentemente, por lo menos yo que estoy incursionando en la traducción de Lenguas Modernas.

Para entrar al tópico del post, hay que reconocer una verdad absoluta, dolorosa, pero absoluta. Para nuestra querida sociedad hay carreras más importantes que otras. Y voy a desarrollar esto lo más delicadamente posible.

Para empezar, un diario de La Plata publicó una noticia sobre la cantidad de gente que se inscribe a la UNLP, la universidad adonde voy. Hagan clic ACÁ y pueden verlo. Resumiendo, el incremento de inscriptos es más frecuente en las carreras de las facultades de Derecho, Bellas Artes y Humanidades, a lo que el diario termina con una frase que por lo menos a mí me generó un poco de ruido:

La Argentina se encamina a ser un país con cada vez más artistas y abogados, y muy pocos ingenieros, físicos y matemáticos.

Si sienten una necesidad de ir a buscar al periodista que escribió esto y usarlo de punching ball sean bienvenidos al grupo. Quizás podrían ser menos obvios al exponer sus opiniones sin desprestigiar a ciertas carreras, cuando es sabido que todas las carreras tienen una importancia clave en el desarrollo de la sociedad. Por eso quise mostrar cómo algunos estudiantes piensan que son vistos por los demás.

  • Primero dialogué con un estudiante de Ingeniería. Una de las carreras con mayor prestigio social y tildadas de “extremadamente complejas”.

Para empezar, siempre se dice “uh ingeniería debe ser re complicado, no?”. Como cualquier carrera de grado es complicada pero el 50% depende del alumno para que no lo sea. Después la razón obvia de desprecio o enaltecimiento de ciertas carreras, incluyendo la mía, que cuando decís qué estudias capaz otra persona se te achica o siente que sos “superior” intelectualmente por estudiar una carrera que el 75% de la cursada general es “puro números”.

  • En contraste, tenemos a un estudiante de la licenciatura en Artes Audiovisuales, una de las tantas carreras más polémicas en las universidades que promueven las Bellas Artes debido a las discusiones que encara su “utilidad en la sociedad”.

Las carreras relacionadas con arte están muy desvalorizadas por los estudiantes de otras carreras porque consideran que las suyas son “más serias”. Hay varias opiniones, hay gente que respeta el arte y por ende a los estudiantes, y hay otros que te ven como un hippie, vago, inútil que no hace nada de su vida y que nunca va a tener un buen sustento económico. ÉSE es principalmente el tema. Además porque tienen poco conocimiento acerca del arte, o de esa rama artística en general.

  • También contamos con una estudiante de licenciatura en Administración, cuya carrera, se dice, es altamente apreciada por los estudiantes porque es fácilmente redituable en lo económico:

Lo primero es que, incluso desde el secundario, piensan que tenemos muchísima matemática, lo cual es una gran mentira. Usamos formulas contables pero son todas de suma y resta. Después nos ven como personas serias, rígidas, metódicas y poco imaginativas pero podemos ser así solo en una parte de lo que hacemos que sería la rutinaria. Pero los administradores tienen que encontrar la flexibilidad y la forma de funcionar de una empresa y para eso hay que meterse tanto contable y económicamente como socialmente, relacionarse con las personas y ser un líder, asesor o compañero carismático.

  • Subiendo en el escalafón del prestigio, encontramos a una estudiante de Medicina, y todos sabemos lo que se opina sobre tal carrera. La duración, la complejidad, el riesgo, la quemada de neuronas. No estaríamos alejados de la realidad si dijéramos que esta carrera encabeza el Top 5 de las carreras más prestigiosas.

Pienso que la sociedad nos ve como chicos prodigios, quizá exagerando, sobretodo en esta facultad que es difícil entrar. Ademas por ejemplo, si vas por la calle con el delantal puesto la gente te tiene más confianza, o hasta quizás respeto, por la imagen cultural que tienen del “doctor”. Esta facultad se diferencia de las otras en que se juega con la vida, entonces quizá muchos están de acuerdo en cómo es el modelo de la facultad y la dificultad que tiene en el ingreso. Yo creo que la facultad sí debe ser así. Lo negativo es que está bastante plagado de gente egoísta  y muchos de otras facultades creen que todos los de medicina son así.

  • Finalizando el post, haciendo honores de mi situación de estudiante de Lenguas Modernas, adjunto la opinión de una compañera de Traductorado de Inglés. Una carrera que de por sí, se cuestiona por estudiar una cultura “extranjera” y poco “patriota” (cuestión que nos costó mucho durante la guerra de Malvinas, tema aparte):

El haber elegido estudiar traductorado de Inglés es tan válido como estudiar medicina u otra carrera. Mi carrera no solo porque tenga inglés en el nombre tiene que basarse pura y exclusivamente en eso. Elegir ser traductora es elegir ser un profesional de la lengua. Para eso me enseñan lingüística, literatura, filosofía, derecho, y otras materias. La gente piensa que estudiar Inglés es fácil porque “es como el del colegio”, y nada que ver. Es mil veces más complicado que eso. 

¿Te pasó alguna vez lo mismo y sentiste ganas de pegarle a esa persona que cuestionó tu carrera?

Contanos tu experiencia.

Curso on demand Química CBC GRATIS

Autor: Lautaro Veloz

Platense de 19 años. Estudiante de Traductorado de Inglés en la UNLP. Record barrial en cantidad de platos de fideos. Colombofóbico. Escritor ambicioso. El 78% del día estoy en twitter: @lauuvz


Compártelo:


234 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.