#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

El flagelo de “Ese tema seguro que no lo toma”

| 37 Comentarios

La procrastinación, tal y como lo describió Sofía en este post nos lleva a decisiones desesperadas. Es que por dejarse estar, uno termina estudiando a último momento. Y entre todas las dudosas decisiones que se toman en esa situación, la peor de todas sin dudas es la típica frase: “Ese tema ni lo leas… eso seguro que no lo toma”.

Pero antes de comenzar a desarrollar el tópico que da título al post, tomemos unos párrafos para describir el conjunto de decisiones ridículas que tomamos por culpa de la procrastinación. 

Es común que cuando uno tiene que estudiar “un montón” y le queda poco tiempo, escuche consejos como:

“Ponete los resúmenes abajo de la almohada”: OK, listo; ya lo hice. ¿Ya puedo ir a rendir?… No puedo creer que gente que se está por recibir de médico, abogado o contador haya dudado por unos segundos aunque sea, de que ésta práctica pueda ser útil para aprobar un final. Más allá del aspecto psicológico que puede llegar a representar (algo así como un placebo para la confianza). Salvo que desde bajo la almohada se injerte mágicamente la información en tu cerebro entonces no le veo viabilidad.
Básicamente es como que un programador te diga que no puede hacer funcionar un script como quiere y vos le respondas: “Guardate el libro de Java (de 900 páginas) abajo de la almohada y vas a ver cómo mañana te sale el código de una”.

“Grabate leyendo el resumen y escuchalo camino a la facultad”: A esta opción le veo más futuro, sólo por el hecho de que uno al menos está consciente cuando está escuchando el resumen. A mí realmente jamás me funcionó. Lo único que obtuve de realizar esta práctica fue tener menos batería en el celular en el viaje de vuelta desde la universidad a mi casa.

“Llevá mi lapicera de la suerte”: Hay gente que considera que un lápiz o lapicera en particular les puede hacer aprobar un examen por “traer suerte”. Bueno, puede ser… siempre y cuando el profesor los corrija con “la lapicera de la misericordia”.

“La respuesta más larga siempre es la correcta”: Juro por mi título que en verdad escuché este consejo. Se aplica a los exámenes finales con modalidad multiple choice. Al parecer cuando uno no sabe la respuesta (de memoria) en lugar de intentar deducir una opción lógica simplemente debe optar por aquella opción que sea más larga. Igual te digo algo, si te recibiste digamos de contador y aprobaste tus finales utilizando ésta metodología… espero que nunca nos crucemos profesionalmente!

“Subrayá en el libro lo que creas que es importante y después estudiá de ahí”: Entiendo que es como resumir, pero para mí no. Yo para resumir necesito primero leer el texto rápidamente una vez y luego de entender conceptualmente de qué se trata, recién ahí pasar aquello que luego voy a estudiar (a un Google Docs por ejemplo). No puedo entender cómo en la primer lectura haya gente que pueda determinar qué es relevante y qué no. Y menos que menos hacerlo desafiando las leyes de la física en un subte abarrotado de gente a las 9 de la mañana en la estación Callao. Estando en la facultad jamás intenté resaltar con marcador un texto y básicamente cuando en el secundario llevé a la práctica este consejo obtuve el siguiente resultado:

funny-summarizing-yellow-marker-expectation-reality

“Este tema seguro que no lo toma”: Bueno.. creo que es la frutilla del postre. No porque carezca de verdad o sentido. Es decir, de una materia que tiene una gran cantidad de temas a ser evaluados, en un examen final, indefectiblemente se tomarán sólo un grupo acotado de ellos. El problema es que un estudiante a un par de días de rendir el final para el cual no se preparó ni un poco, cree poder tener la capacidad de adelantarse al profesor y poder preveer qué tema es importante y qué tema no. Lo mejor en éstos casos es ir y hablar (con tiempo) cara a cara con el profesor y consultarle acerca de qué temas conviene estudiar y si hay alguno que no se evalúe (en serio, ningún docente se va a enojar si alguien le pregunta esto). Quiero aclarar y que no se entienda mal, no estoy en contra ni un poco de filtrar el material de estudio. De hecho, sin realizar un filtro de los temas a estudiar sería caótico cada examen final. Lo que critico es la sentencia “seguro que no lo toma”… seguro! (?). Cualquier persona de cierta edad te dirá “A seguro lo llevaron preso” y en mi experiencia personal, a ‘seguro‘ no sólo lo llevaron preso, sino que lo enjuiciaron en Texas y le dieron pena de muerte.

A vos ¿qué consejo ridículo te dieron para preparar un final?

Curso on demand Química CBC GRATIS

Autor: Angel Simón

Desarrollador de software freelance, Docente en UTN, Licenciado en Informática, Ex-handballista, Pésimo tenista, Hincha de Independiente, Nerd. @void en Twitter.


Compártelo:


37 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.