#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Cuando el arte y la ciencia conviven en tu interior

| 20 Comentarios

Toda mi vida estuve muy decidido de que quería ser artista. Desde muy chiquito, soñaba con poder estudiar en yanquilandia Cine, Canto o Comedia Musical. Pero había una realidad: yo no tenía una familia que pudiera solventar tal gasto. Por lo tanto, empecé directamente a formarme de forma particular en Canto. Mi historia con la universidad comienza así, yo muy decidido con algo pero tan poco conforme con los conservatorios locales. Entonces, terminé la secundaria y me dije a mi mismo: ¿qué estudio?

¡Qué dilema! Lleno de frustración empecé a investigar qué era lo que existía. Y yo era muy fanático de la literatura, y de escribir. Amo escribir. Me anoté en el CBC de Letras al terminar la secundaria. Transcurrí mi primer cuatrimestre de forma muy tranquila, estaba enamoradísimo de las materias que estaba haciendo, y promocioné las dos. Mientras tanto, hacía de forma particular Comedia Musical porque había arreglado con mis padres que yo estudiaba si a mí me ayudaban a mantener mis sueños. Hasta que terminé el primer cuatrimestre, el mundo del arte y de la universidad no se habían chocado, las dos cosas coexistían por separado. Sin embargo, en las vacaciones de invierno en la escuela de Comedia Musical, se hizo un evento en donde uno podía ir a cualquier clase que ofrecieran. Ahí conocí a una profe de canto que todavía era alumna de la actual Universidad Nacional de las Artes (UNA). Al verla, me convenció, junto a mis avances en el canto, de que me tenía que meter en la UNA para hacer en paralelo con Letras. No lo dudé.

Así comenzó mi segundo cuatrimestre en el CBC de Letras. Yo convencidísimo de que me iba a meter en la UNA y que iba a poder seguir en la UBA. Así, a mi semana atareada de arte y facultad, le sumé un pequeño proyecto para preparar el ingreso a la UNA con un profesor de Audioperceptiva. Iba todo bien pero poco a poco mis sueños iban consumiendo mi tiempo, y con ello mis ganas de seguir en Letras. Ir a cursar me costaba cada vez más y me cansaba ser invadido por todas las agrupaciones políticas por los pasillos y en el aula. Para empeorarlo, en ese segundo cuatrimestre hubo varias semanas de paro, y ya no me convencía la Facultad de Letras, porque algunos profesores me tenían que dar clases en la calle.

De este modo abandoné la carrera y me metí de lleno a preparar el tan bendito ingreso a la UNA para Canto. Mi sueño era ser, sí o sí, licenciado en Música. Estando tan decidido, me fui a anotar el primer día que se abrió la inscripción. Fui contento a mostrársela a mi profe de Audio, pero él me dio la peor noticia de todas: TODAVÍA NO ESTABA PREPARADO. Posiblemente el examen de Canto lo pasaba como si nada, pero nunca antes había hecho Audioperceptiva y mi maduración no había finalizado.

Me dije a mi mismo “lo pospongo un año”. Pero no era así. Con frustración, decidí no hacer nada de arte. Estaba decidido a trabajar y a no estudiar más. Me lloré la vida, LITERALMENTE. Disfruté el verano como pude. Hasta que un día llegaron mis papás y hermanas con mi tía. Todos habían pasado por la universidad, y me ofrecieron volver a estudiar. Más cerca de mi casa, en la UNLaM. Pero yo estaba negado. Me hicieron un montón de maniobras que me abrieron la cabeza. Me hicieron recordar que como Scout me gusta ayudar muchísimo a las personas; y que en la secundaria era además de bueno en el arte, bueno en las ciencias. Inspirado por mi tía, y siendo tarde para la inscripción en la UNLaM, me inscribí en las materias de Medicina en la UBA e hice el cambio de carrera. Como no era mi primer año en el CBC, tuve que elegir las materias que iba a hacer, como si fuera un recursante.

¿Qué digo hoy? No me arrepiento de nada. Obviamente voy a seguir preparándome para, de grande, entrar en la UNA sin usar el dinero de mis padres. Sigo haciendo Canto como hobby para, de a poco, ir avanzando. Sin embargo, no me arrepiento de haber terminado en Medicina. Cada día que paso en el CBC estoy muy conforme. Así llegué a lo que quiero estudiar, por tres cosas nada que ver una con la otra.

¿Qué es lo que aprendí con esto? Primero, a los estudiantes de la secundaria que quieran ser músicos: empiecen ya a estudiar Audioperceptiva para que en el conservatorio no les cuesten los solfeos, por lo menos un año y medio antes de terminar la secundaria. A los demás, no tengan miedo de equivocarse cuando elijan una carrera. Yo me equivoqué muchas veces para estar en donde estoy. Hay un montón de razones para elegir una carrera y a pesar de que existen, uno se niega a anotarse y a probar hacerla. Cuando nos negamos, hay otro mundo de razones que nos impide ver que posiblemente lo que queremos hacer es lo correcto y por eso negarse está muy equivocado. Nunca hay que conformarse con nada, siempre uno tiene que pedir más y dar más. Si la carrera te gusta pero no el ambiente, estás en el lugar equivocado y si te das cuenta rápido, estas a tiempo de cambiar. Aunque cueste, hay que estudiar, estén nuestros padres atrás o no. Es la mejor herramienta que tenemos para el mundo laboral del siglo XXI. Por último, no tener miedo a equivocarse. Los miedos afuera.

Y con esto me despido, nunca le fallen a sus sueños. Y si les falta para cumplirlo, den pequeños pasitos; con paciencia y con saliva, el elefante se… a la hormiga. Ah no, acá me pasé. Quise decir, que con paciencia todo llega, solo hay que mirarlo desde otro lado y ponerle mucho esfuerzo.

Autor: Matías Uhrig

Estudiante de Medicina en la UBA. Me la creo, aunque esté todavía en el CBC. Pasé por el CBC de Letras y me cansó la politica en FILO. También canto. Tuve un intento fallido de anotarme en la UNA. Como Scout, me gusta aprender lo que sea.


Compártelo:


20 comentarios

  1. Me paso exactamente lo mismo! En mi ultimo año de secundaria me di cuenta que el canto era lo mio, pero tambien amaba la ciencia! Llore y llore hasta que me canse, porque no sabia que camino elegir. Hoy estoy en primer año de medicina y sigo cantando, es muuuuuy dificil! Pero con amor se llega a lo que uno quiere!

  2. No rendiste el ingreso a la UNA? solo porque tu profesor te dijo que no estabas preparado? no te dejes influenciar tanto por eso… la gente habla demasiado. Hay que ir y verlo con los propios ojos!
    Yo estaba en 2do año de la lic. en relaciones públicas cuando me di cuenta que “¿por qué no estudiar en la UNA y hacer carrera de mi pasión por bailar? ” me preparé como pude, con pocas clases (porque no tenia tiempo) pero si mucha atención en lo que hacia, mientras escuchaba a todos decir que era muy difícil, que nadie entraba a la primera, que había que tomar clase con X profesor ( al cual yo no iba) … no me importó… fui convencida de que tenia que vivir la experiencia al menos para prepararme mejor para la proxima. Y es verdad que fué muy difícil, pero por gracia de quién sabe qué divinidad, entré… pasé una a una las etapas sin creerlo casi. Y es el día de hoy que me acuerdo de todo eso y parece un sueño. Creo que el destino me puso ahí.
    Cuando tres años antes ( finalizando el secundario) rechacé en mi misma la idea de estudiar en la UNA por miedo a enfrentar todo ese proceso, jamás hubiera imaginado todo lo que pasó después. A veces las ideas y los deseos necesitan madurar, pero si están ahí adentro nuestro, nunca dejan de latir.
    Por último… dos carreras son dificiles pero no imposible. Me recibí de lic. en relaciones públicas y sigo firme en la UNA. Todo lo que se hace con pasión dá resultado. Sin duda.

    • No, no me deje influenciar. La realidad es que no estoy preparado para hacer lectura a primera vista de partituras. Tengo los apuntes conmugo y en lo rítmico soy malísimo (Hasta ahora los sextillos, tresillos y la lectura a dos voces son un reto). En lo que es técnica vocal, me sobra conocimiento. Pero no lo rendí por la lectura a primera vista y porque no me convence hacer el profesorado.

  3. “Si la carrera te gusta pero no el ambiente, estás en el lugar equivocado”
    A qué te referis con ello? Que debería cambiar de universidad? De carrera?

    • Depende, si no te gusta el ambiente de la carrera, porque no te sentís cómodo con el perfil, yo me plantearía estar en la carrera equivocada. Si el ambiente, es la facultad o universidad que cursas, es decir, el tipo de personas que están en toda la facultad, el trato de los profesores, o las condiciones del edificio, etc pero estas cómodo con la carrera yo cambiaría de universidad. Yo creo que si no me hubiera cruzado con la UNA habría seguido Letras pero en alguna facultad diferente porque no me convencia que los profesores vivan de paro y que las agrupaciónes molesten cada 15 min. Es mas, varios licenciados en Letras me dijeron que tenia el perfil para ser semiólogo. Pero por culpa del ambiente de la facultad, no prosperó. Ahora que estoy en otra sede me siento re cómodo porque me di cuenta que Puan es un mundo aparte.

  4. Yo también quiero aprender Música… en realidad quiero aprender sonido, en mi carrera hay sonido pero quiero mucho más. Y en todas las universidades te piden un montón de conocimientos que no tengo y no se donde aprender. Quiero añadir esos conocimientos a mi carrera. Estudio Artes Multimediales en la UNA.

  5. Aaaai me viene como anillo al dedo, me pasa algo medio parecido. Amo escribir y leer, y me sueño es ser periodista o trabajar en alguna editorial. Como sea, estoy cursando mi segundo cuatri en el CBC de Cs. de la Comunicación. Antes de decidirme con esa carrera, también siempre me había llamado ingeniería ambiental/ agrónoma, y aunque por ahora estoy disfrutando mucho el CBC, siento que elegí porque era más fácil. Aaaai no sé que hacer. No me quiero cambiar sin todavía haber visto nada de la carrera, además de que también me gusta mucho Cs. de la Comunicación, pero también me llama Ingeniería (además la salida laboral), pero siento que es muy difícil y que me va a costar mucho. No sé, tengo un dilema…

    Me gustó mucho tu entrada, y eso de que puede coexistir las ciencias y el arte… en mi caso, la escritura (? ¡No sé que hacer! ¡Me gustan las dos cosas!

  6. Debe ser dificil estar en tu posicion :/
    Yo toda la vida quise entrar a medicina en UBA
    mi dilema se centra en que convivan la carrera con mis 3 hijos y esposo.
    Pero bueno ¡A intentarlo! El que no arriesga no gana

    • Lo difícil es a veces que me siento con muchas dudas y frustrado sobre la decisión. Me vivo preguntando si terminar donde termine es lo correcto. Pero como bien decís: El que no arriesga no gana. Gracias por tu apoyo. Y no sientas miedo. Entrá de todas formas, tu lugarcito en la UBA te está esperando, y estoy seguro que tu familia te va a apoyar en tu más grande deseo!

  7. Carla, estoy haciendo la carrera de ingeniero agrónomo. Estoy en primer año y si sos una chica que te pones a estudiar, no resulta muy difícil. Te digo porque soy bastante vago y me va mas o menos, me falta el hábito del estudio, pero desde ya te digo que si te gusta la carrera que al menos lo intentes porque tiene salida laboral, el ambiente es muy lindo y es bastante llevadera..

  8. Empeze el cbc con mucha ilusion, siempre quize seguir la carrera de psicologia, pero cursando la misma materia me empece a dar cuenta que los temas me aburrian y me preguntaba a mi misma, si en verdad servia para eso o no, en vista de que siempre quize estudiar esta carrera, termine el primer cuatrimestre aprobando con exito y buena nota biologia y pensamiento cientifico sin embargo psico fue una bajon total, asi que comenze a pensar mucho mucho mas si en verdad valia la pena seguir con la carrera, me sentia frustada, fracasada, necesitaba saber si en verdad era mi vocacion o no, y comenze a evaluarme desde cero y comenze a ver la posibilidad de seguir la carrera de medicina, una carrera que en mi vida pense seguir, puesto que siempre la ven como la más dificil y esas cosas, sin embargo siento al igual que tu que el que no arriesga no gana y uno no puede decir que no le gusta algo si no lo conoce bien, y tus palabras fueron precisas para mi, a uno le puede gustar la carrera pero si el ambiente no es bueno, quizas estoy en el lugar equivocado, y otra cosa más que me ayudo de tu escrito es que tambien fui scout y amo los retos, y me gusta aprender algo nuevo siempre, y siempre me siento feliz cuando puedo ayudar a alguien, y estoy segura que esa actitud es mi vocación en la vida… Gracias, ahora me siento un poco mas segura de lo que voy a seguir, sé que la carrera de medicina es larga y puede resultar dura, pero no hay nada mejor que la satisfacción se saber que lo puedes lograr y que mejor si puedes combinar la ciencia con el arte.

  9. hola matias uhrig! te comento! estoy escribiendo un libro sobre medicina, te molestaria si tomo tu experiencia para mi libro?

  10. Buenas, acá otro “dudoso”, jaja. me ando debatiendo entre las letras y las artes visuales. PAsé también por Letras y hago Artes ahí y en paralelo trato de terminar en la UNA (visuales, que con unas 60 materias es más larga que Medicina, jeje 🙁 )
    Si estás encaminado para Medicina, felicitaciones. De algo hay que morir,ja, no en serio. Terminala, sufrela, etc, pero ya está luego, a los 30 no se acaba la vida y puedes retomar alguna carrera artística luego. Fijate que como graduado ya la opciones de ingreso son distintas.
    Ojo que en Letras UBA no aprendes a “escribir”, sino más a leer y analizar. Todo ahí está puesto para ser “intelectual” e investigador.
    Una carrera que me interesó muchisimo es la nueva de Artes de la escritura en la UNA. Y no sé, dicen que es muy duro el ingreso o la carrera de música en UNA, ser parte de un taller para cultivar tus artes no sería mala opción.
    Saludos y suerte!

    • Hola, gracias por tu comentario. Mi objetivo en Letras era ser intelectual para saber sobre que cosas escribir o no. Me encanta la escritura pero mi “originalidad” suele recaer en cosas que ya existen. Quería tener un criterio como para saber qué existe en la literatura y que no. Pero gracias a Dios me fui de Puan y no voy a estar con el tipo de alumnado que no me gusta.

  11. Pensé que era la única que había pasado por algo similar. Yo al igual que vos tengo un sueño con dedicarme solamente al mundo artístico, en mi caso es el piano. Y en un futuro una licenciatura no me vendría mal. Tanto es así que me me inscribí que en un conservatorio de música y paralelamente iba a la facultad a estudiar.
    Desde que me acuerdo quise ser artista porque me apasiona escribir, dibujar, la música y otras tantas cosas, pero el hecho de no saber casi nada sobre música -en particular soy pésima con la teoría-, me atrasó bastante con piano. Así que terminé todo ese primer año haciendo las dos cosas pero al final mi cabeza y mi cuerpo no pudieron más. Tuve que tomar la dificil decisión de abandonar una de las dos y a pesar de que me fue bien en mi examen de piano, decidí abandonar la música. La verdad hubiera elegido el conservatorio pero el hecho de que mis padres estén ayudandome a estudiar lo hacía una responsabilidad muy grande tener que abandonarlo.
    Luego con el pasar del tiempo me di cuenta de que amo mi carrera, siempre quise hacer cosas que ayudasen a otros pero no me consideraba con la capacidad suficiente y con la valentía que se requiere ser médico, así que estudiar farmacia fue una alternativa muy linda. Si bien amo mi carrera siempre estoy pensando qué hubiera pasado si no la elegía por encima del piano, pero eso es parte de la vida, se basa en decisiones. Si está bien o mal no lo vamos a saber. Pero así como planeo hacer yo, no deberías renunciar a tus sueños. A la larga vas a terminar haciendo música, porque se puede.
    Éxitos con la facultad! Saludos.

  12. Estuve buscando una publicación como esta y la terminé encontrando.
    Yo estoy estudiando Prof. en Inglés porque no me quedó otra. Ingresé en el 2013 y lo dejé porque estaba cansada del idioma (lo estudié desde chica), al año siguiente ingresé en una carrera de danza pero tuve un accidente y no me permitieron continuar por lo que el año pasado re-ingresé al profesorado de lengua inglesa con el fin de terminarlo y estudiar cine que es la carrera de mis sueños sin el esfuerzo económico de mis padres. A todo esto venía preparándome artísticamente en teatro y danza en la medida que pude y hoy lo sigo haciendo.
    Comprendo mucho la frustración por la que pasaste y aún lo sigo teniendo en los momentos más críticos de mi carrera. No es fácil pero sigo manteniendo vivo el deseo de cumplir con mi meta final.
    Al final retomé mi amor al inglés después de mi primer año (aunque tengo que sacar 5 materias todavía) mientras me preparo en teoría cinematográfica y continúo formándome en la disciplina de la danza.
    Gracias por este artículo. Espero que nunca abandones tus sueños porque son ellos los que nos mantienen con los pies sobre la tierra y nos dan una motivación más para continuar.
    Muchos exitos Mati!!!

  13. Entiendo el sentimiento.
    En mi caso, me encanta dibujar y pintar; grafito, oleos, acuarelas … Pero nunca me vi en el futuro laburando de eso. Pero lo amo y decidí guardar el sentimiento muy profundo en el corazón y por mas que me doliera tenia que elegir un camino que también amará y me viera ejerciendo , vivir de ello. Así elegí medicina. No soy una alumna e 10 pero por lo menos ya llegué a 1er año de medicina qué me costo mucho y ahora mas!
    Mi prox sueño es especializarme, trabajar y vivir felizmente con mi hobby.
    Ademas de que todo arte es caro en este momento no puedo darme el lujo de comprarme cosas de insumos de arte. Por eso estudio, así me puedo comprar las cosas que quiero e ir a clases profesionales ?

    Actualmente Amo mi carrera y amo mi hobby.

  14. Te entiendo perfectamente. Yo siempre quise ser cantante o actriz de comedia musical. Todos en mi entorno pensaban que eso era lo que iba a terminar haciendo. El año pasado, mi ultimo año de secundaria, pase por millones de carreras hasta el punto en que se convirtio en un chiste escolar entre mis compañeros (te doy hasta que Azul elija una carrera por ejemplo). Filosofia, literatura, cine, historia, siempre del lado de las ciencias sociales y del arte. Hasta que a mediados del año pasado encontré medicina; una carrera que siempre me habia gustado pero dejado de lado por el tema de que “es muy dificil, no podes seguir actuando”.
    Una vez que me decidi, dije de empezar la carrera de comedia musical en el EMBA junto al cbc, pero por cuestiones de distancia eso no prosperó.
    Hoy en día, estoy cursando el cbc y haciendo baile,canto y teatro de forma individual, muy contenta con lo que elegí y con ganas de seguir, por mas que el cbc no me resulta tan facil como todos dicen, y con las continuas remarcaciones de la gente de que “el año que viene con anatomia no te va a dar el tiempo para hacer esas cositas que haces”.
    Leer tu caso me hizo darme cuenta, que no soy la única, y que no hace falta nacer siendo medico para serlo. Y por sobretodo que al que mas cosas le interesan más puede hacer, no al reves.
    Saludos!

Responder a epifanio Cancelar respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.