#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Prepárate: ya llega diciembre

| 5 Comentarios

Recuerdo esos lindos momentos en el colegio secundario cuando “diciembre” era conocido como un bellísimo mes donde sacabas la bikini, te tirabas a la pileta y arrancaban las vacaciones. ¿Dónde está ese “diciembre” ahora?

Brace yourself: ya llega Diciembre

Hoy en día, cuando me dicen “diciembre” pienso (y seguro que concuerdo con la mayoría de ustedes) lo siguiente:

¡LA CONCHA DE TU MADRE, ALL BOYS!

Ese horrible momento en el que se juntan todas esas cosas que dijiste durante el trascurso del ciclo lectivo “No, mejor lo rindo en diciembre”  llegó. Un día, como cualquier otro, te despertás y en un mes tenés que rendir 2 parciales, 1 recuperatorio y 2 finales. Todo, sin morir en el intento. ¿Imposible, no?

Diciembre es un mes caótico. Y deprimente. 40ºC en la ciudad de Buenos Aires. Fiestas de fin de año por doquier. La gente sale a divertirse, a saltar en una pileta. Y vos estás ahí, en tu escritorio, clavado de 7 am hasta altas horas de la noche intentando “meter ese tema que es re importante y de cabeza toman”.

Lo más triste de todo, es que no hay una “solución mágica” o una “fórmula secreta” para sobrevivir a esos 31 días de calvario. Podés definir prioridades y colgar cosas para rendir en febrero o en marzo. Pero al fin y al cabo, todo termina siendo un caos. Un gran caos.

La vida del estudiante apesta. Sobre todo en diciembre.

Autor: Milena Rivero Segura

Estudiante de Medicina, UBA. Antes me estresaba insultando a Funes Mori en @Milelandia. Ahora, ya maduré. ¡Casi médica (en instantes)!


Compártelo:


5 comentarios

  1. Jajajajaja es verdad, y eso que es mi primer año. En diciembre tuve que rendir el recuperatorio del 1er parcial de anatomía y 10 días después, di el final. Podría haber intentado rendir también el final de histología, pero ya estaba más que quemada, quedó para febrero y bueno, ya lo estoy preparando 🙁

    Muy buena página, hace rato que estaba buscando algo así!

  2. Me quedo con la última frase, es épica: “La vida del estudiante apesta. Sobre todo en diciembre…”

  3. che…. yo no usaba bikini en el secundario jajaja, concuerdo en que todo termina en un gran caos, al menos es como el ojo del huracán…después todo vuelve a comenzar… hasta que alguuuuun día estaríamos quizás cerca de recibirnos 😉 jajaja saludos!!

  4. Super coincido con todo, necesito ya unas vacaciones y en el secundario diciembre era sinónimo de pileta y vacaciones, pero recordemos que creo que muchos de nosotros decidimos estudiar, por lo que debemos estar felices de eso también 🙂
    Ojalá salvemos todo o al menos algo en diciembre, y disfrutemos de algunos días de vacaciones en enero, saludos.

  5. Jajaja es verdad! Es mi primer año y tengo que rendir 7
    finales en 2 semanas.. Lo peor? Fechas re seguidas las cuales tuve
    que acomodar para que no se me superpongan… La ultima frase es
    una cruda verdad..

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.