#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Tu primer final

| 31 Comentarios

Ya entraste en la facultad, los trámites no te asustan, te acostumbraste a tus nuevos horarios y poco a poco también a ciertos términos y autores, pero llega otro cuco: los finales.

Seguramente, el/la profe te dijo que no te preocupes, que el final es otra instancia de evaluación y/o que es el cierre de cursada. Sin embargo, uno no lo vive así. Por más que te hayas sacado 10-10 en los dos parciales, te parece que te van a preguntar justo ese detalle que pasó por alto o aquél tema que muy claro no te quedó. Te vas a dormir y soñás con la cara del profesor que te dijeron que no era muy bueno que digamos tomando finales. Uno se convierte en un verdadero desastre, digámoslo.

La primera vez que rendí un final todo el mundo me había dicho que te empezaban a tomar por cierto tema. Voy y después de una espera eterna (era oral, llegué a la facultad a las siete de la mañana y me tomaron a las dos de la tarde) la profesora se sienta y dispara una pregunta que nada tenía que ver con ese tema. Yo, mareada, con otro CD en la cabeza, me quería morir. Sentía el calor subir por mis mejillas, horrible.

Hoy, con bastantes finales (y algunos años más) creo haber visto la luz (?). Bueno, no sé si tanto pero les dejo un par de consejos para esa instancia tan sufrida que es el final:

1. Antes que nada, descansá bien la noche anterior a rendir. No sirve de nada que leas y releas toda la bibliografía si no podés decir ni cómo te llamas.

2. Estudiá a tu ritmo. No te fijes por dónde anda tu compañero, ni reniegues de la semana pos-finalización de cursada que te relajaste demasiado, cada uno tiene su tiempo y su estilo.

3. Ponete un objetivo. Te vas a sentir más incentivado si luego del final te espera algo que te va a hacer feliz (sean unas merecidas vacaciones, un libro que querías leer hace mucho o una salida al cine).

4. Si el final es oral, andá con algún tema (aunque sea cortito) o algún autor preparado. Así, si te preguntan por dónde querés empezar tenés un tema seguro para romper el hielo.

5. Aislate del radiopasillo. Una vez que estás esperando para rendir, no te sirve de nada saber quién es mejor o peor tomando. Tampoco te aporta nada la histeria colectiva.

6. Si el día anterior sentís  la adrenalina corriendo por tus venas, tratá de hacer algo que te relaje. Si estás ansioso o nervioso te va a costar más focalizarte y hacer el último repaso. Es mejor perder un rato haciendo algo que te relaje a perder todo el día por no poder concentrarte.

Ahora, a rendir. ¡Éxitos!

Clases particulares con descuento | 10% y 15% OFF en packs

Autor: María Sol Sogari

Flamante Lic. en Ciencias de la Comunicación (tesis en curso) en la UBA.


Compártelo:


31 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.