#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Cumple sus sueños quien resiste

| 20 Comentarios

¿Qué hacer cuando la adversidad es más fuerte que uno? ¿Cómo sobrevivir a esos días en los que sentimos que a pesar de nuestros mayores esfuerzos, nunca es suficiente? ¿A quién recurrir cuando uno no puede sacar lo mejor de sí? A veces, la verdad duele. Y a veces, ser un estudiante es una realidad que duele más de lo que podemos tolerar. Entonces… ¿cómo seguir? ¿cómo ignorar la frustración, el dolor, la tristeza y la eterna sensación de que podríamos haberlo hecho mejor?

A veces no se puede. A veces hay que transitar esa frustración y ese dolor para aprender una lección, para entender que hay errores que no podemos cometer nunca más. La universidad no es sólo un lugar donde se nos forma académicamente. Para bien o para mal, aprendemos algo más: el soportar la adversidad, el ser resiliente, perseverante, fuerte, estable, independiente y, por qué no, valiente.

En mi aún temprano tránsito por la carrera de Medicina, han habido momentos en los que me he permitido salir con la frente en alto, sonreír y premiarme a mí mismo. Pero también han habido otros donde he cometido errores que me han costado algunos puntos en las calificaciones o por los cuales he pasado vergüenza, y a pesar de que en su momento la frustración fue casi intolerable, en retrospectiva debo admitir que son precisamente esos momentos los que más me han enseñado y me han transformado en lo que soy hoy.

Entonces… ¿de qué se trata todo esto? ¿de caminar sabiendo que, inexorablemente, en algún momento vamos a sufrir?  ¿de aguantar la frustración sabiendo que va a pasar? ¿de esperar que la próxima vez podamos hacerlo mejor? Sí, y no. Se trata de seguir luchando, de resistir, porque solo aquel que resiste es capaz de cumplir sus sueños. Sólo aquel que cree que puede hacerlo, en verdad puede hacerlo. Resistir. Perseverar. Y siempre, siempre ir por más.

Creo firmemente en que la universidad es algo que en un primer momento demanda más de lo que da en recompensa, es un constante tira y afloja donde siempre llevamos las de perder. Pero es así por una razón: lo hacen difícil a propósito; se aprende muy poco de los triunfos, se aprende mucho más de los errores. Tanta adversidad, tantos obstáculos, tantos sacrificios… todo se conjuga con la esperanza de que un día, cuando te recibas, lo hagas no sólo como un profesional formado sino también como la mejor versión de vos mismo.

Autor: Gastón Lanzani

La escribo día a día y lo hago lo mejor que puedo. Estudiante de Medicina de la Universidad Nacional del Litoral.


Compártelo:


20 comentarios

  1. Excelente, me encanto, era justo lo que necesitaba leer. Siendo las 3 de la mañana y rindo un parcial a las 9, se que la próxima voy a poder organizar mejor mi tiempo. Que el estudio poco a poco se me hará más fácil y llevadero. Que todo valdrá la pena, por que al final siempre hay recompensa. Que cuando uno pone empeño las cosas van tomando su lugar y forma. No a la mediocridad. Siempre se puede mejorar.

  2. Hermosa historia con un profundo mensaje. A no desanimar!!!

  3. Leo esto en un momento bastante crítico a nivel facultativo y me gustó la garra del mensaje. Tuve una situación particular en una materia en la que por enfermarme me negaron la posibilidad de rendir un primer parcial, sólo porque mis dos certificados presentados no son de hospital público. Eso que a mi modo de ver carece de explicacion logica, me generó mucha frustración, impotencia y hasta planteos de abandonar la carrera en si. Me mantengo sola, no voy a la facu porque mis viejos o alguien me presiona, empiezo mi día 6 30 am, trabajo y me voy derecho a cursar hasta las 23 hs, llegando a mi casa tarde, cansada y hasta a veces sin comer, eligiendo cursar por sobre todas las cosas… A veces toca de esas materias que no gustan tanto pero que hay que meterle igual porque el objetivo esta ahí latente. Pero claro que injusticias hay en todos lados, que a nadie le interesa todo lo que te cuesta llegar hasta ahí, cuánto te sentaste a estudiar o qué situación personal estas enfrentando y sin embargo estas ahí sentado en un banco tomando nota. Nadie más que uno mismo sabe el esfuerzo que conlleva, y menos se va a tener en cuenta ni valorar. Desde ya que pensando más en frío (aunque cuesta todavía) no tengo en mente abandonar por un docente encaprichado con la ‘política’ de la materia… el objetivo sigue igual y es así como logras lo que queres… Resistiendo a pesar de las trabas, injusticias, y todo lo que pueda presentar. Es cierto que salis fortalecido, y hasta quizás más maduro. Si bien en mi caso no estoy hablando de algo que haya sentido que hice mal como para aprender de un error, es cierto que hay que perseverar por sobre todas las cosas (justas o no) si realmente lo queres lograr y forjar tu futuro. Gracias por compartir esta experiencia, así podemos saber que a todos nos pasan cosas pero siempre podemos seguir.

    • Qué feo eso que te pasó, pero lo importante es que seguiste y seguís adelante! Muchos muchos éxitos Débora, y a seguir… que la recompensa siempre espera al final y a aquel que la sabe buscar!

  4. Tengo 47 años, y, cuando mi hija empezó a estudiar tuve la “feliz idea” de empezar Diseño de Indumentaria… recien llevo dos años y de las frustraciones que contas pasé millones… salir de un día de cursada diciendome que abandono y volver al día siguiente con fuerzas renovadas… encontradas no sé donde… pero, resuelta a no dejar… a salir adelante…
    Probablemente solo sigo por ser terca y gracias a mis compañeras… y, aclaro que ninguna pasa los 25…
    y en cuanto a Ud… Doc… aunque no esté usted cien por ciento conforme con sus notas, conoce muy bien el alma humana…

    • Que lindo eso que me decís Maricarmen, te mando un abrazo grande y muchos éxitos con tu carrera! No desistas y seguí así, que lo que hacés es mérito de un gran aplauso!

  5. me gustó. estoy en el difícil momento de decidir si sigo estudiando o no lo hago. si sigo en la carrera o abandono. llevo casi 2 años o 2 años enteros luchando por ganar y no paré de perder. pero seguí persistiendo hasta ahora. estoy derrumbado.
    me hace bien saber que no estoy solo en esto y que tampoco es la muerte de nadie. pero que se puede aprender.
    en fin, palabras de un caído estudiante…

  6. Puedo decir q me ha pasado lo mismo. Q uno no se cansa de perder que cree q aprendió y en realidad solo sabe la base del conocimiento en montañas q viene por detrás. Q todo el mundo te dice no te falta nada son solo 4 materias. Claro ellas y yo peleando hace casi dos años y medio. Miro hacia atrás y pienso porq elegí esto y digo q hice q aun no me recibo. Obvio nadie mas q tu mismo sabrá del esfuerzo interno q hiciste para llegar a donde estas y q sabes q te falta tanto por aprender porq sos de esos q nunca se conforma con lo q aprendió porq sabe q siempre hay mas. Mediocre jamas. Desperdiciar horas del dia y decir pero q hago. Querer estudiar las 24 hs y solo estudias 8. Cuando crees q ya te falta poco te falta todo. Y tu familia q te exige cuando ellos no estuvieron ahi para decirte seguro te ira bien. O no te preocupes q en la próxima te ira mejor. Porq solo estuviste sola cuando fallaste cuando ganaste y tenes q sacar fuerzas de lo mas profundo de tu ser y decir vamos q tenes q seguir obviamente una vez mas sola.

  7. Gaston, es muy lindo lo que escribis. La verdad que me senti muy identificada, estoy en primer año de medicina cursando crecimiento y desarrollo (tan nombrada) y hay dias en los que me pregunto “que hago aca?” Y otros donde siento que es lo mejor de mi vida y me encanta lo que estoy estudiando.. si bien es poco tiempo uno siempre quiere saber enseguida si es lo correcto lo que eligio o no, por el hecho de que nadie entra a la universidad pensando en perder uno o dos años (o por lo menos en mi caso). Ya que estoy te pregunto.. algun consejo para preparar el final de cyd? No se por donde empezar ni como deberia desarrollar cada unidad problema. Segui escribiendo porqueyo creo que cualquiera que lea tus posts se va a sentir identificado y a veces necesitamos saber que no somos los unicos que pasamos por todo esto que a veces parece insuperable

  8. Excelente….explica de la manera mas sencilla como la exigencia nos lleva a sacar lo mejor de nosotros.

  9. MOTIVADORAS palabras; de una sola persona es de quien depende (enormemente pero no exclusivamente) los resultados en la vida: uno mismo (y la del estudiante no es la excepción). Son esas ganas de alcanzar los objetivos lo que, en mi caso, me hace despertar y ponerme en marcha en el día a día. Parcial a parcial, año a año, minuto tras minuto la idea de la felicidad que conlleva el éxito puede cumplir el rol de esa llama que “de mecha” a quien se propone metas, objetivos e ideales.
    Como alguna vez escuche por un vídeo que me compartió un gran profesor de “Principios de Administración”, sito: “Mantente hambriento, mantente alocado” ( https://www.youtube.com/watch?v=HHkJEz_HdTg ).

  10. “Todo se conjuga con la esperanza de que un día, cuando te recibas, lo hagas no sólo como un profesional formado sino también como la mejor versión de vos mismo”. Concuerdo con vos!! Muy buena nota.

  11. me encanto .. es tan cierto, en mi caso despues de tantos golpes que me di en la carrera que elegi me di cuenta que no es lo que quiero y decidi cambiarme a otra y empezar de nuevo con la frente en alto porque de los errores se aprende.

  12. 26 de julio 2016
    Tengo 45 años me recibí de auxiliar de enfermería, cuando estaba estudiando muchas veces ,me daba bronca no entender la clase , que parecía tan fácil. Me decía que era burra, pero de donde sacaba fuerzas no se , quizás porque era terca , es que seguí. Cuando salve el segundo modulo , lloraba de alegría , cuando me recibí , no podía creer . Después no fue fácil , conseguir trabajo de lo que estudie , con mucho sacrificio. Vendía comida para pagar mis fotocopias , pero estoy orgullosa de lo que soy , y de lo que trabajo .
    No es fácil estudiar , ser estudiante pero pero aquellos que no se rinden son los que llegan , siempre se necesita apoyarse en alguien , puede ser la familia ,los amigos ,estar acompañado y no rendirse es la clave para llegar .

  13. Que real es. También estudió medicina en la UBA, y también pasé por todos o la gran mayoría de los sentimientos que contas. Matarte para un parcial y no tener esa cuota de suerte de tu lado, no saber cómo estudiar o que de todo. Replantearte ante todo, si realmente te da la cabeza para esta carrera.
    Que cierto decir, que son más las frustraciones y tropiezos que las alegrías.
    Si pensé en dejar? Si obvio. Y eso que es el primer año. Pero a pesar de todo, resisto y lucho. Por mi y por mi sueño.

  14. Ufff! Que lindo saber que no soy la única que me siento asi.. Tambien soy estudiante de Medicina en la UNR, mañana rindo mi anteúltima materia (Clinica Medica), hasta hace 15 minutos no me quería presentar.. Pero el saber que no solo esto me pasa a mi.. Que estas cosas nos hacen mas fuerte!! Es la tercera vez que voy a rendir esta materia y la verdad cada vez cuesta mas sentarme a leer lo mismo una y otra vez, hasta a veces se duda de si seguir o no.. Estando tan cerca parece que todo es mas difícil como desde el primer dia.. Pero mañana voy a ir!!! No importa como me vaya, se que va a valer la pena.. Todo vale la pena si es el sueño de tu vida!

  15. Hoy me entere que desaprobé un parcial y mañana rindo otro, creí que no valía la pena seguir estudiando para el de mañana si digo total nunca llego, pero creo que es mejor ver que podemos entender lo que logramos hasta el día de la prueba y seguir perfeccionando en lo que no supimos… tratar de ver que es lo que hacemos mal, darle la vuelta y seguir aprovechando los minutos que le dedicamos al estudio al máximo. GRACIAS!! En este momento me sentí reconfortado con esas palabras!

  16. HERMOSO MENSAJE PARA NO SOY ESTUDIANTE YA PASÉ POR ESE ESTADO DE MI VIDA ,PERO COINCIDO TOTALMENTE HAY QUE SER RECILIENTES VAMOS QUE SE PUEDE SI LES GUSTA DE VERDAD LO QUE HAN ELEGIDO .FUERZAS.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.