#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

Estudiar una carrera de grado a distancia

| 115 Comentarios

¿Qué queres ser cuando seas grande? Ja, cuántas veces me lo habrán preguntado y por cada vez una respuesta distinta.
No es fácil crecer, mucho menos madurar. Cuando cursé mi ultimo año de secundario por allá, en el 2007 me dispuse a sentarme y pensar: ¿qué me gusta? ¿qué quiero ser? ¿en que voy a gastar mi oxigeno en el ámbito laboral? “Yo quiero ser Licenciada en Administración de Empresas“. Eso pensé pero no estaba, a corto plazo, dentro de mis posibilidades. Soy de Olavarria, centro de la provincia de Buenos Aires y acá la carrera para ese entonces no se dictaba. No podía trasladarme a otra ciudad. No existía ni la más remota chance de que eso figurara en el presupuesto familiar.

Yo quería estudiar. No quería frustrar mis ganas de “ser una profesional”. Ahí fue cuando empecé Ingeniería Industrial, en mi ciudad. Sí, ya se, NADA QUE VER, pero bueno, era la única carrera de grado que se dictaba acá y que según me dijeron en el curso vocacional, se parecía. Y no, NAAADA que ver, me vendieron gato por liebre. Y lo sufrí.

No solo no me iba bien sino que no me gustaba. No avanzaba. Pero no me resigne, aprendí. No había elegido mal, mi oportunidad no había llegado. Siempre digo: NO abandoné una carrera, esa carrera no fue pensada para mí. Entonces, ¿qué hacía con mis ganas de ser una profesional? Una vez más otro interrogante.

Sin dejar de sentir esas ganas, empecé a trabajar. La que fue mi jefa en su momento me recomendó la universidad en la cual hoy estudio, la Universidad Nacional de Quilmes en su modalidad Virtual. La “UVQ”.

¿Una carrera de grado a distancia? ¿Estudiar Licenciatura en Administración de manera virtual? Esa sí, era mi oportunidad. Me mandé, cual clavado olímpico en natación. Así fue como llegué hasta acá y como empecé a incursionar en el mundo de “la educación virtual”. Por lo tanto, trabajo 40 hs. semanales y estudio otras tantas. Essteeemm bueno, no me dan las cuentas, pero sí, son muchas. Por lo general, le dedico la otra parte del día al estudio, lo que hace que, al igual que a todos mis colegas universitarios, me quede sin vida social. Poco a poco, paso a paso voy avanzando. Por algún motivo extraordinario me cuesta confiar en mí, pero cada tanto miro para atrás y me digo: “WOOWWW, MIRÁ TODO LO QUE YA CAMINASTE!!!”.

Me sumé a #SerUniversitario porque sentí la necesidad de compartir mi vida académica virtual. Con algunos tintes que la hacen distinta, pero académica al fin. Me sume con el objetivo de que se conozca que hay otras opciones, otras posibilidades. Te lo digo, tomalo o dejalo: No estudies algo que no te gusta. Hace que tus días pesen y tu confianza desaparezca. Buscá, averiguá, preguntá.  Esta modalidad se caracteriza por la libertad de poder organizar tus horarios, estudiás cuando podés y querés!! (respetando, claro, algunas condiciones institucionales). Varias son las universidades con estas plataformas y hoy por hoy son muchas las carreras ofertadas. Debe haber por ahí alguna carrera para vos.

No resignes tus ganas. No todo alumno universitario corre la misma suerte. Pero de qué vale quedarse sentado sin al menos intentarlo.

¿Es difícil estudiar a distancia? Insisto, es distinto. Se necesita mucha más perseverancia y constancia. El aula es más fría. Cientos de kilómetros y un monitor te separan de tu profesor/compañer@s. Y ni hablar del rol que a veces te toca jugar: alumno/profesor.

¿Se puede? Sí se puede, todavía no me recibí pero hoy tengo la convicción de que voy a llegar.

Clases particulares con descuento: 10 y 15% off en packs

Autor: María Eugenia Acevedo

Futura Licenciada en Administración, graduada de la UVQ. Por ahora estudiante. Recientemente Técnica Universitaria en Ciencias Empresariales y casada. Olavarriense por el mundo.


Compártelo:


115 comentarios

  1. Pingback: Llegar al título intermedio | #SerUniversitario

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.