#SerUniversitario

Experiencias universitarias contadas por universitarios.

¡Acabemos con la obsesión de recibirse!

| 56 Comentarios

Me gusta pensar que los seres humanos somos libres cuando nacemos. Nuestros cuerpos rebasan una energía que es única a cada uno de nosotros, pero que puede compenetrarse con la energía de los demás para volverse algo hermoso. En nuestras mentes se encuentra el potencial de pensar y crear ideas asombrosas que harán del mundo algo totalmente diferente de lo que era, y en nuestro corazón se encuentra un fuego, una pasión, capaz de moverte (a vos y a los demás) a hacer cosas que nunca pensaste que podrían existir. Todo está dentro de vos.

Pero, como sociedad, tenemos una especie de enfermedad que va apuñalando, uno por uno, el espíritu original de cada hombre. Esta enfermedad se llama “adultez”. Y no entiendo la adultez como crecimiento personal. No entiendo la adultez como responsabilidad, ni altruismo, ni madurez, ni hacerse cargo de nuestros errores.

Para mí, la “adultez” de la que estoy hablando, la que de a poco enferma nuestras almas, está relacionada con la rutina y las estructuras excesivas. Está relacionada con los modos correctos y equivocados de hacer las cosas. Está relacionada con una caja, una caja que hace años se va construyendo en sociedad, una caja en la que el poco espacio que hay para respirar es todo lo (poco) que se nos permite hacer. En esta caja, cuyo techo llega casi al infinito, las paredes representan todas aquellas cosas que no se nos permiten hacer. Dentro de la caja, todo es negro. No hay espacio para crear, solo para obedecer. Una vez que estamos bien adentro, es casi imposible salir de esta caja.

Y la única forma de hacerlo, de salir, es crear. Pensar. Ser nosotros mismos.

Como estudiante del traductorado y la licenciatura de inglés, estoy particularmente interesada en las culturas de otras partes del planeta. Este interés me ha llevado a descontextualizar cosas que son comunes en la caja argentina. El deseo (y casi obsesión, porque no es un mero deseo, es una emoción excesiva) de recibirse es uno de ellos.

Nuestra caja nos ha entrenado para que le demos un valor particular a ese pedazo de papel que nos licencia para realizar tal o cual actividad.

Y sí, no voy a decir que recibirse es feo. Tan loca no estoy. Pero no debería ser nuestro objetivo particular en la vida. Ni siquiera debería ser un objetivo grande. Recibirse debería ser algo lindo que te pasa, fruto de tu trabajo, pero nada más. La palabra “recibirse” no debería ser tu motor de todas las mañanas ni lo que hace latir bien fuerte tu corazón. Tu alma no debería bailar al ritmo de una canción que habla de recibirse.

¿Pero… por qué? Eso es lo que te estarás preguntando en este momento. Seguramente estoy rompiendo todos tus esquemas relacionados a ser universitario.

La respuesta en simple: En lo que se refiere a la caja, la universidad en sí no es algo malo. La universidad, desde la perspectiva correcta, es todo lo contrario a la caja. La universidad es aquella institución que te va a dar alas invencibles que te harán volar para arriba, al infinito, hacia la tan misteriosa entrada de la caja. Pero, ¿la obsesión por recibirse?

Eso te está hundiendo cada vez más dentro de ella.

¿Por qué? Porque si tu objetivo principal es recibirte, no vas a ver más allá de tus profesores. No vas a ver más allá del título, ni del plan de estudios. No vas a explorar dentro de las áreas que te gustan ni vas a tratar de encontrar el exacto lugar profesional al que deberías pertenecer, o al menos no vas a hacer esta búsqueda en el mejor momento posible para que la hagas.

Entre estar obsesionado con recibirse y que te guste la carrera hay grandes diferencias, y son las siguientes: Si estás obsesionado con recibirte, tu educación universitaria se vuelve un proceso automático, una lista de libros que tienes que leer, una serie de clases a las cuales asistir y una sumatoria de exámenes por aprobar. Si estás obsesionado con recibirte, la oportunidad (quizás única) de estudiar una carrera universitaria hasta el fin se habrá convertido, para vos, en un proceso mecánico. La “adultez” se habrá apoderado de vos en un momento crítico, volviéndote en alguien que debe seguir una lista, una rutina dura como una piedra.

Si realmente amas tu carrera, la caja irá desapareciendo. Si realmente amas tu carrera, estudiarás absolutamente todo con ganas, pero en lugar de volverte en el mejor de aquella materia que te cuesta, te priorizarás a vos mismo ante todo. Tu carrera universitaria será como un fascinante viaje hacia tu interior desde el exterior que te provee la belleza del conocimiento. Si realmente amas tu carrera, no te recibirás de ingeniero, arquitecto ni médico. Te recibirás de Vos, de tu Nombre y Apellido, serás una persona que además de ser única en este mundo, es ingeniera, doctora, arquitecta. ¿Hay algo mejor que esto?

Por eso, me parece que deberíamos cambiar nuestras reglas universitarias. En lugar de “recibirse”, nuestra ley primera debería ser “conocernos a nosotros mismos”. Es la única forma en la que vamos a construir un futuro brillante.

“Lo que natura non da, Salamanca non presta”. Así es el lema de la Universidad de Salamanca, en España, probablemente la universidad de habla hispana más prestigiosa del mundo. ¿Cuál es la primera interpretación que hacemos de esa frase? Probablemente, que es elitista, que, según la frase, la universidad debería cerrar sus puertas a todo aquel que no venga a perfeccionar su ya brillante mente.

A mí me parece que la frase es cierta, pero no en el sentido elitista. Me parece que no debemos dejar que la universidad cambie quienes somos. Deberíamos ser capaces de salir de ella no como loros que repiten todo lo que le dicen sus profesores, sino como una versión perfeccionada de nosotros mismos.

Y es que, en cierto modo, ir a la universidad supone un riesgo muy grande: El de no ser original y caer más y más en la caja. Piénsalo un poco. Te están enseñando seres humanos, con realidades que no les permiten conocer todo el inmenso cuerpo que representa la materia que enseñan. Te está enseñando un ser humano que tiene intereses dentro de lo que enseña, que pueden o no coincidir con los tuyos. Te está enseñando algo con tiempo limitado, y sin tener la posibilidad de ver todo lo que abarca su área de conocimiento. Te está enseñando una selección de conocimiento hecha a su medida. Te está enseñando una variante sesgada del saber, manchada con su perspectiva única de vida. Y no hay nada de malo en esto, es más, ¡benditos sean los profesores universitarios! Pero hay que ver más allá de lo que nos ofrecen, o corremos el riesgo de perdernos a nosotros mismos.

¿Piensas que no vale la pena construir esa persona que tienes en tu interior y que está luchando por salir? Entonces, estás equivocado. Al mundo le costó mucho hacerte tal cual sos. Le costó colocarte en situaciones donde sabía que ibas a equivocarte. Le costó darte pequeños momentos de felicidad para que tengas fe y sigas adelante. Le costó dañarte y le costó invitarte a que vuelvas a construirte. Lo menos que puedes hacer por el mundo es conocerte. Es una relación extraña y unilateral, la que tienes con el mundo: vos le debes absolutamente todo, pero el mundo no te debe absolutamente nada.

Y, como le debes absolutamente todo al mundo por el simple hecho de existir, ¿te sigue pareciendo aceptable autosabotearte en tu carrera universitaria, en tu formación en pos de aquella vocación por la cual te pusieron en el mapa? ¿Te parece aceptable aprobar “zafando”, no estudiar tanto como podrías, ser una versión mediocre de vos mismo, o, peor aún, convertirte en un loro, en un ser más como tantos que produce tu institución, te parece bueno manchar tu universidad y volverla una fábrica que produce profesionales en serie?

Sócrates decía que debemos conocernos a nosotros mismos, y me parece una lección tan profunda, que va tan al fondo de lo que es la naturaleza humana, que ha sobrevivido muchísimos años para buscarte, a vos particularmente. Yo creo que todos venimos a este planeta con una misión, y, hasta que la encuentres, tu misión provisional es descubrir lo que hay en tu interior, salir de la caja o no entrar en ella. Eso que te va a mover y te va a hacer cambiar a aquellos que te rodean, por eso vale la pena vivir. Y así te tome años descubrirlo, entrégate a la búsqueda en cuerpo y alma. Conócete a vos mismo, y olvídate de una vez por todas de que naciste solo para recibirte. Eso sería ponerle un precio demasiado barato a tu alma.

Autor: Virginia Castiglione

Arranqué mi vida universitaria con el Traductorado Público Nacional de Inglés en la Facultad de Lenguas de la Universidad Nacional de Córdoba, pero ahora sólo coqueteo con esa carrera: La cambié por la Licenciatura en Lengua y Literatura Inglesas. Si soy sincera, no sé exactamente qué quiero hacer con mi vida, excepto escribir. Soy fanática de la literatura anglosajona (pero no le hago ascos a la latinoamericana) y escribo cuentos, obras de teatro y poesía en inglés. Me considero una niña que no quiere compartir sus crayones atrapada en el cuerpo de una adulta y me encanta el arte experimental. Me puedes seguir en Twitter en @WithLoveVir


Compártelo:


56 comentarios

  1. Virginia muy bueno el post, planteaste algo esencial en la vida de un universitario, yo a veces veo gente muy desesperada por sacarse notas altas o aprobar como sea y a veces pierden el foco verdadero que creo que es el conocimiento. Ademas muy bueno siempre los entornos familiares influyen mucho para eso de recibirse

  2. ¡Excelente lo expuesto, me encantó cómo expresaste todo! Ojalá llegue a muchas personas todas estas palabras. ¡Saludos!

  3. Excelente articulo!!! me hiciste emocionar!!! estoy tratando de “recibirme” de Contadora hace varios años….pero este 2014 arranqué diferente, mi actitud frente a la universidad es diferente… y me está yendo bien, arranqué el año aprobando una materia que me costó muchisimo y estoy segura que mas alla de haber estudiado, aprobé porque fui mucho mas tranquila a rendir, con otra idea de la universidad…. y es asi.. coincido con lo que decis!!

    Saludos!

  4. felicitaciones, nada para agregar, y todo para reflexionar.

  5. Fantástico, soy un loco que estudia demasiado jajajaj tus palabras hacen que me sienta un poco menos loco, en mi último final de la universidad por ser arquitecto comparto lo que expresaste!

  6. Leí con una claridad impecable muchos de los pensamientos que siempre tuve respecto del trayecto universitario y me alegra verme identificada con este artículo! Ojalá muchos de aquellos compañeros imbuidos de esta obsesión por el título veloz puedan comprender que a la Universidad vamos a buscar muchas otras cosas más y que son las que realmente vamos a llevar con nosotros para toda la vida, además del título que nos habilite a ejercer y que va a quedar en las paredes de nuestros respectivos lugares de ejercicio profesional … Realmente pocas veces nos damos cuenta de lo afortunados que somos al tener la posibilidad de estudiar una carrera, pero lo que más importa es darnos cuenta rápido que la caja nos está cegando y empezar a ver la vida “facultativa” parados desde otro lugar …

  7. me preocupo siempre en pronfundizar el conocimiento y JAMAS eligiendo la catedra “mas facil”, en fin, ahi te das cuenta que gana mas su obsesion que la verdadera vocacion y pasion a lo que uno le encanta para ser paciente y dedicado a una carrera, se hace complicado si no tenes laburo y queres recibirte rapido por eso, pero igual es tonto, por suerte estas cosas no me pasan y ojala no me pasen porque creo que en realidad me jugarian en contra, asi como voy estoy yendo muy bien, sin jamas haber pensado en estudiar 4 materias en un cuatri y estoy bastante cerquita ahora, menos que menos altera mi pensamiento si veo a alguien recibiendose o algun conocido avanzando muy rapido, saludos.

  8. Muy buen articulo!! y si muchas veces veces nos pasa eso como estudiantes queremos hacerlo todo acelerado, pero creo que todo tiene su tiempo y ritmo lo importante es hacerlo con gusto y amar lo que estamos haciendo porque siempre digo que cada profesión que uno elige es su PROPIO ESTILO DE VIDA!! :D,, saludos.

  9. Muy buen articulo!! y si muchas veces nos pasa eso como estudiantes queremos hacerlo todo acelerado, pero creo que todo tiene su tiempo y ritmo lo importante es hacerlo con gusto y amar lo que estamos haciendo porque siempre digo que cada profesión que uno elige es su PROPIO ESTILO DE VIDA!! :D,, saludos.

  10. ¡Exelente el post! Justamente me identifico con lo que plantea. Creo que llega un momento en la vida en que entramos en otra dimensión de pensamiento, por así decirlo, lo que W. Dyer nombra como “entrar en el atardecer de la vida”. Particularmente, estando a mitad de la carrera que estoy estudiando, me digo a mi misma: ¡Yo soy más que esto! y eso me permite verla desde otra perspectiva.

  11. Muchas gracias por la reflexión, es justo lo que venia hablando con un amigo, esa enfermedad de vernos limitados a identificarnos con una parte de nuestra vida…. la obsesion por recibirse trae dolores de cabeza, estres, competencias sin sentido, discordia

  12. Excelente articulo! y sobretodo justo en el momento en el q necesitaba leer q hay mas personas q se han dado cuenta de lo mismo (mas tarde o mas temprano q uno) y q piensan similar.
    Un gusto terrible!

    Saludos, a todos los universitarios q estudian para la vida y no para pasar examenes! 🙂

  13. Discrepo con la nota, está llena de lugares comunes y fáciles de toda esa masa crítica de eternos recursantes.
    No es una “obsesión” recibirse, es la meta de estar en una universidad. Hacerlo con profesionalismo y formarse en el camino es lo que te permitirá marcar la diferencia una vez graduado.

    Un abrazo,

  14. hola, muy bueno lo que planteas pero me parece que la cuestión de la adultez es muy particular, subjetiva y cada uno llega a la adultez a su ritmo y no por imposiciones sociales. En mi caso creo que la adultez es no dejar de ser vos mismo y le agregas responsabilidades y derechos que tenemos por el solo hecho de ser seres humanos. Yo estudio profesorado de ingles y hago una búsqueda personal de mi mismo, por lo que estoy de acuerdo con lo que planteas. Te puedo aconsejar meditar y rezar para ayudarte aun más en la búsqueda. Gracias por este articulo, me ayuda un montón a sacarme un gran peso que tenía encima. No nos olvidemos que la vida son un montón de cosas y no solo la carrera. Hasta en esto me estoy conociendo.

  15. Me pareció una estupidez… No concuerdo para nada.

    “Pero no debería ser nuestro objetivo particular en la vida. Ni siquiera debería ser un objetivo grande. ”

    Qué te fumaste antes de escribir esto? No debería ser un objetivo grande? Claro, total, sólo estás estudiando la profesión que querés hacer el resto de tu vida.. No es la gran cosa.

    Ahora, si no supiste pararte en un momento de tu vida y preguntarte “Qué quiero para el resto de mi vida?” y elegiste una carrera porque sí. Entiendo que recibirte no sea la gran cosa…

    Es verdad que recibirte es sólo un paso en el objetivo último de tu vida. Pero es un paso importantísimo. Es el paso que le permite al contador firmar un balance; al escribano firmar una escritura; al médico atender un paciente; al arquitecto firmar un plano; al ingeniero civil una obra…

    Es verdad que las obsesiones no son buenas (“Es el mensaje de Movy Dick” supo decir Lisa Simpson en un capítulo). Un sacerdote amigo dijo una vez “No hay nada peor para el hombre que conseguir aquello que más desea”

    Pero, repito, el título es un paso importantísimo.

    “-¿Por qué son tan difíciles? – Preguntó cierta noche al inglés.
    -Para que sólo los que tengan la responsabilidad de lograrlo, lo logren”

    Paulo Coelho, El Alquimista.

  16. Buen post!! 😀
    Para una reflexión interior absolutamente! 🙂

    gracias por compartirnos esa visión..
    saludos

  17. No concuerdo para nada, tener un promedio muy alto te puede re beneficiar, si quiero pasar examenes es porque estoy estudiando para una vida mejor, ser una gran profesional con excelentes notas, creo que usted fue un poco mediocre. Saludos.

  18. Me gustó mucho y me siento muy identificada!
    Firma: una argentina residente en España y estudiante de la Universidad de Salamanca. 🙂

  19. Hola Virginia, te felicito por la parte estética de tu post, también soy escritora por hobbie y en ese sentido me gustó leer tu nota, pero discrepo totalmente en su contenido. Tengo 20 y estoy en tercer año de la Licenciatura en Comunicación en la UNGS. Sí, puede que quiera recibirme pronto, pero me parece que elegiste un término poco feliz al referirte a la “obsesión” por recibirse. COMO COMPAÑEROS CONOCÍ GENTE INCREÍBLE QUE, VAYAN A LA VELOCIDAD QUE VAYAN, SE COMPENETRAN CON LA CARRERA, INTERVIENEN. También me parece que sos determinista. Definís a la adultez como lo relacionado con las estructuras, las rutinas. Es triste que pienses de ese modo ya que es la época más larga de nuestras vidas, vas a pasar la mayor parte de tu vida siendo adulta, y es bueno mentalizarse que depende de vos que la cotidianeidad sea tan gris como la planteás. “Dentro de la caja, todo es negro. No hay espacio para crear, solo para obedecer. Una vez que estamos bien adentro, es casi imposible salir de esta caja”. Me llamó mucho la atención esa frase. NADIE puede evitar llegar a ser adulto, entonces, según vos todos estamos destinados a caer en esa caja negra, el pozo sin fondo. ¿No hay espacio para crear? Me llama la atención que siendo escritora desconozcas que el oficio del escritor (y todos son gente adulta) conlleva necesariamente la creatividad.
    Yo creo que la “obsesión” de la que hablás no es tal, en nadie que haya conocido de ninguna carrera (tanto en mi universidad como amigos de la UBA), nadie presenta esa perturbación en el estado de ánimo, tal como define al término la RAE. Yo creo que más bien se trata de un impulso, un aliciente, pero jamás lo llamaría una obsesión.
    Pero no encontré en toda la nota una frase más desacertada que la siguiente:
    “Si estás obsesionado con recibirte, tu educación universitaria se vuelve un proceso automático, una lista de libros que tienes que leer, una serie de clases a las cuales asistir y una sumatoria de exámenes por aprobar”.
    ¿Quiere eso decir que sí o sí, al ir más lento en la carrera te transformás automáticamente en un estudiante interiorizado con la carrera? Conozco gente que va rápido, mete muchas materias, pero que es brillante como participan, se preocupan, preguntan, reflexionan, intervienen. Yo curso 5 materias por semestre, pero me meto de llena en cada una de ellas. Pregunto, aporto, no me quedo con la primera impresión. Jamás estudié de memoria ni estudie nada que después olvidara porque no me sirviera. Conozco gente que va muy tranquila pero que no se interioriza.
    Me parece arriesgada tu afirmación. SI HAY ALGO QUE NO ME ATREVERÍA A JUZGAR ES LA VELOCIDAD O LENTITUD CON QUE SE CURSA. Además, quien ahora va apurado puede que al siguiente semestre se vea haciendo menos materias, o viceversa; todo es relativo. Yo no hubiera nunca hecho un post juzgando por la “obsesión” relativa a la velocidad sino al interés que pone cada uno, que no es proporcional a ser un obsesivo o un desganado.
    Una opinión, de colega, un beso y seguí escribiendo que es un hermoso arte.

    • ¡Hola Belén! Muchas gracias por tomarte el tiempo de escribir semejante respuesta. Mucha gente que está haciendo la carrera al día se sintió un poco atacada por lo que escribí, cuando en realidad nunca me dirigía a ellos en particular.
      Hay gente que hace la carrera al día sin hacer demasiados sacrificios, porque sus tiempos y capacidades se ajustan más o menos naturalmente a los del estudiante modelo que la universidad tenía en mente cuando ideó el plan de estudios. Lejos estoy de querer hacer que estas personas sientan vergüenza, siempre y cuando se conozcan a sí mismos y sean originales, tienen todo mi apoyo.
      Más del hecho en sí de hacer o no la carrera al día, hablo más de una actitud hacia el aprendizaje en mi artículo. Y sí, adoptar esta actitud es, para la mayoría, ir más lento, pero, como ya dije, si te sale hacer la carrera según el tiempo estimado del plan de estudios y no sientes que estás sacrificando tu educación en pos de tu educación, entonces estoy muy lejos de criticarte.
      En cuanto a lo que dijiste de la adultez, hay grandes posibilidades de que terminemos en la caja, pero eso no significa que sí o sí va a pasar. Me parece que los artistas, por ejemplo, tienen menos posibilidades de terminar dentro de ella. No me parece algo inevitable, para nada.
      En fin, otra vez gracias por tu crítica constructiva (y a todos los que opinaron también, estoy leyendo todo y tomo muy en cuenta sus opiniones).

  20. No concuerdo en nada,generalizas y juzgas a las personas van al dia con sus estudios o se quieren recibir rapido. Como cada uno estudia y todo lo relacionado es algo tan personal que no podes comparar distintas situaciones de las personas. Yo voy al dia con mi carrera y quiero recibirme lo mas antes posible pero no por una obsesión. Y eso que propones de conocerse tiene que ir de la mano para mi de lo que hacemos siempre. Saludos

  21. Bueno, en mi caso, recibirme ES el motivo por el que continúo en mi carrera. Es que no es la carrera que amo. La carrera que amo no existe. Esto es lo más cercano y lo que me puede “abrir puertas” similares, por así decirlo, así que sí, voy por el título, más que nada. Tal vez por eso soy de esas personas que no le dan mucha pelota al tema fuera de la facultad. Soy perfectamente consciente de que no es 100% “lo mío”, pero siento que no me queda otra. Es estudiar esto o no estudiar nada, y, no sé, no veo tan terrible el hecho de que la cursada sea un proceso mecánico si me va a acercar a mi verdadera pasión. El artículo me parece un poco extremista en ese sentido.

  22. ”¿Te parece aceptable aprobar “zafando”, no estudiar tanto como podrías, ser una versión mediocre de vos mismo (…)”
    Me encanto el articulo. Estudie 4 anios una carrera que no me gustaba, ahora estoy estudiando a distancia, con mi tiempo, y disfrutando de lo que aprendo, estudiando para saber y no ”porque me lo van a preguntar en el examen”.
    El 99,9% de la gente que conozco, desperdician tiempo de sus vidas estudiando porque tienen que estudiar, sin importarles si aprenden o no.

  23. Buen post Virginia y exelente vision de la vida, esto solo se logra con una mente abierta, educada y considerada. Lei el post y todos los mensajes y quiero aclarar solo para los que no concuerdan que lo lean no poniendose en su lugar, sino el de los demas, no es generalizar, pero por lo general el 70% de los chicos que empiezan una carrera (al menos en argentina) no la terminan, y solo el 10% lo hace porque se le hace facil y ama su carrera. estudie lic. en sistemas y me quedan un par de materias para recibirme (por lo menos un año mas de estudio) creí llegar a mi punto limite en lo que es la estructura de mi facultad, desde que estoy trabajando hace un año en la parte informatica de una entidad del estado, me di cuenta de que mi formacion en la facultad era demasiado estructurada, pero estos 7 años de cursado me sirvieron tambien para tener una vision adecuada para resolver los problemas diarios que me demanda mi trabajo. no tengo ganas de recibirme, de seguir dedicando mi tiempo para sacar las materias que me quedan solo para recibir un titulo que se que no me va a cambiar nada en mi personalidad, si para mi familia, mis jefes, mi trabajo y mi sueldo. Pero en lo que respecta a aprender mas es contraproducente ya que aprendí mas a desenvolverme en mi profesion trabajando dia a dia que de estar sentado estudiando todo el dia (aunque fue y es algo necesario estudiar) el mensaje de este post es mas bien la obsesion de tener el prestigioso titulo que diga que sos un profesional y camines por la vida como un ser superior ante los ojos de los demas. Yo me siento realizado al haber ido a la universidad durante 7 años y llegar hasta donde hoy estoy sin tener ese reclamado titulo que tanto te exige el sistema.

  24. Hola! Pues, me encantó tu post… concuerdo realmente, a pesar de ser una de las obsesionadas por recibirse. Me he leído todos los comentarios y en cierto modo concuerdo con la gran mayoría, en ambos sentidos. Verás, yo sigo la carrera que me va a permitir trabajar en lo que amo, pero salvo unas materias, la carrera en sí no me gusta. Me gusta el trabajo que voy a tener después. Y para poder tenerlo, esta burocracia me pide dos títulos. Sí, dos. Son (según plan de estudios, y sabemos que es muy difícil hacer las carreras en esos tiempos), nueve años, para poder trabajar en ello.
    Empecé a los 20. Tendré casi 30 cuando termine, si la termino en el plazo fijado. Recién a los 30 podré buscar el trabajo que realmente quiero hacer… Suponiendo que nada me retrase la carrera, y la verdad es que dudo que no suceda nada que me la retrase. Para mí, la universidad es un estrés constante. No la hago porque quiero los conocimientos (Repito, salvo unas 6 o 7 materias de casi 40), sino por el título que me dará la oportunidad de trabajar en ello. Así que sí, soy de las que no disfrutan la universidad y viven dentro de la caja. Y ojo, que estoy de acuerdo contigo, no es ironía…
    Hago lo posible por disfrutar lo que puedo de la carrera, por verle el lado positivo. Me vivo recordando el motivo por el que estoy estudiando, y así sigo… Quizá dentro de unos años cambie mi perspectiva, para bien o mal. He renunciado a muchas cosas que amo y me apasionan por estudiar, por falta de tiempo, ya que de por sí me costó siempre estudiar, más aún algo que no me apasiona… luego veré si el sacrificio valió la pena, o si me las ingenio para no dejar de hacerlas. Mientras tanto, sigo así.
    Realmente, un post para pensar aquellos que no lo hubiesen pensado antes.

    • Hola Marcela, perdoná el atrevimiento pero me da mucha curiosidad saber qué carrera estás estudiando? Saludos!

      • Oh… cierto, no lo puse… Bibliotecario Escolar. Verás, yo quiero ser bibliotecaria escolar en las escuelas provinciales (Provincia de Buenos Aires), pero requieren: a) el título de Bibliotecario Escolar (3 años); b) un título docente, en cualquier especialidad. Como sinceramente no me gusta la docencia, prefiero hacer el Profesorado en Bibliotecología y Documentación, que me da el título docente que necesito y sigo estudiando la misma temática, pero son 5 años y un cuatrimestre, lo que suman 8 años y medio… Lo curioso, a modo de anécdota, es que cada vez que digo que estudio Bibliotecología, mis amigos / parientes me dicen “¿Y hay que estudiar para ser Bibliotecario Escolar? Si lo puede hacer cualquiera…”

  25. Hola virginia, sinceramente cabe aclarar que soy ingresante 2014 en ingeniería mecánica, tengo 18 años y apenas estoy empezando a encarar la carrera con la cual me siento totalmente involucrado e identificado. No soy de escribir mucho, si de leer, y mucho más este blog, es la primera vez que entro y me surge mucho interés y curiosidad seguir leyendo su contenido.
    Leí atentamente y traté de ser y sentir quien sería la persona que está adentrando a esa caja negra. En ciertas partes concuerdo con vos y comparto lo que expresas, muchas veces las cosas que nos alimentan a no ser una máquina y a ser personas capaces de penzar y razonar son desapercibidas. La monotonía es algo que debemos aprender a superar o evitar, que nos va a llevar a querer y amar cada día nuevo que venga.
    No coincido con vos cuando te referís exageradamente a la obsesión de recibirse. Yo veo mi carrera como mi vocación, y espero quererla cada día mas y amarla, hasta algún día despertarme contento por ir a trabajar de lo que siempre quise, y no que sea un fastidio. Pero para eso debo recibirme, para lo cual debo rendir materias, y para ello debo estudiar. Si llamas a ese proceso como el que va a meter a una persona a la “caja negra”, a mi punto de vista, estás equivocada. Es un proceso que no puede evitar quien tiene el deseo de estudiar y perfeccionarse en algo.
    La velocidad con que cada uno estudie no pienso discutirla, ya que difiere de cada contexto de cada estudiante, además, no se ni yo a que ritmo voy, hace dos meses o tres que estoy cursando nada mas, y apenas rendí 3 o 4 parciales, pero si, tengo en mente hacer mi carrera lo mas aproximada al tiempo estimado, sin que esto me quite vivir cosas que también son importantes.
    Para concluir, comparto algo que dijo un profesor un día: “ustedes ven la etapa de la universidad como algo fastidioso y que se debe pasar y punto, pero luego se darán cuenta que es la mejor etapa de la vida, en la que nadie los limita a aprender y adquirir infinidades de conocimientos”.
    Facundo, estudiante de ingeniería mecánica en la universidad tecnológica nacional de Villa María, córdoba.

  26. muy buenas las ideas…y muy bueno el debate que se está generando! todos crecemos con esto, también los profesores! gracias

  27. Virginia, excelente nota…!!!
    Muy de acuerdo con Friedrich Nietzsche…
    http://es.wikipedia.org/wiki/Friedrich_Nietzsche
    Quizás la Filosofía sea lo tuyo.
    Saludos.
    Ing. Eder E. Yacob
    Tutor UTN-FRA

  28. Me encantó en post! Sobre la parte del mundo, pensar en que le debemos todo es verdad, la actitud de entrega total, que implica amor sobre todo, es actitud mas sana y constructiva que hay. Saludos y gracias!

  29. “olvídate de una vez por todas de que naciste solo para recibirte. Eso sería ponerle un precio demasiado barato a tu alma.” sintesis de todo.

  30. Hola Virginia, me gustó mucho tu publicación. Recién este año empecé la carrera de licenciado en informática en la UNLP y por ahora me va muy bien (más que todo con las materias cuatrimestrales) pero a pesar de que las materias me copan, solamente estudie lo necesario para aprobar y no lo que me gustaría para aprender realmente. Me hiciste reflexionar bastante y seguramente el próximo cuatrimestre lo encare de otra manera, con más ganas de aprender, no solo de aprobar. Gracias y saludos.

  31. Hola: la verdad que el artículo no me gustó. Habla de un montón de cosas que no comparto: la idea de adultez expuesta, la “obsesión por recibirse” -tengo obsesión por muchas cosas, pero de seguro no por querer recibirme-, y en general, ver a la universidad tan sólo como un lugar que te libera. La universidad te libera de ciertas cosas, pero te ata a otras; te da un montón de teorías pero te prohíbe que leas y estudies otras. Te abre el ojo para que veas cierto paisaje pero te lo cierra para que no veas otros, igualmente bellos. La universidad no me ha habilitado ni tampoco me habilita a la creatividad, incluso todo lo contrario, me señala que debo ajustarme a un conjunto de pensadores y teorías que hoy están de moda. Considero a la universidad, antes que nada, como un “mal necesario”. Necesito estudiar y conocer diferentes teorías y aprender a investigar -esto es lo “necesario”-, pero lamentablemente no me habilita para ser creativo y crítico -y esto es lo negativo y “malo”- por más que la crítica sea una característica fundamental de la ciencia y la filosofía, y los profesores y universitarios nos llenemos la boca de ese término, la verdad es que críticos y creativos son los menos, alrededor del 90% reproduce el discurso universitario. Además, me atrevo a decir, incluso, que el sistema universitario argentino (al menos el público) es perverso, porque te dice que una carrera la podés hacer en 5 años cuando en verdad te lleva dos años o más (salvo excepciones), los profesores te sobre-exigen -dándote el contenido equivalente de una materia anual cuando la materia es en realidad cuatrimestral-, algunos profesores dan consignas y/o hablan demasiado “complicado” (¿Será para aparentar que saben?), lo cual dificulta grandemente el proceso de enseñanza-aprendizaje (aún cuando muchos de ellos se llenan la boca hablando de autores “progre” y “críticos”), entre otras características que he identificado. La verdad es que a diferencia de otros países -como los de Europa, donde la mayoría se recibe según lo que dicta el plan de estudios y no le lleva más tiempo-, en nuestra universidad argentina hay sobre-exigencia, la cual es nociva para nuestra salud mental. Bueno, te pido disculpas por ser tan largo. Tampoco mi intención no es herir a alguien si no expresar y compartir ideas en torno la mundillo universitario. Les deseo un buen fin de semana a todos. Fernando, estudiante de ciencias sociales.

  32. Me llamó mucho la atención y me gustó el texto, la forma en que lo planteaste, hacia mucho tiempo no leía textos así.
    Aunque no comparto algunas opiniones, estoy estudiando ingeniería industrial y mis condiciones se ajustan al plan de estudios otorgado por la casa de altos estudios, por lo cual puedo darme el lujo de cursar muchas materias, pero no por eso estoy tratando de zafar, son materias que me gustan, que me generan intriga, tengo la oportunidad de hablar con profesores, y hasta a veces de preguntar cosas que no fueron vistas en la cursada misma porque me generan intriga.
    De todas formas, concuerdo en que hay personas que tratan de zafar, y creo que esa es la palabra correcta, conozco gente, compañeros míos, que cursan conmigo y tratan de zafar, que siempre acuden a mí ante alguna necesidad minutos antes de algún parcial determinante.-
    Tu enfoque acerca de interiorizarse en las materias es, tal vez, con lo que mas concuerdo, un profesor una vez me dijo “si hay algo que nunca te pueden quitar, es tu conocimiento” y me quedó grabado… Lo más importante de estudiar, no importa qué estudiar, sino estudiar; es el hecho de aprender, porque no hay nada más lindo que aprender, que conocer.

  33. Hola virginia, primero felicitarte con tu post se nota que te gusta escribir y sabes como enganchar ,en la lectura de tus articulos, a quienes aveces no nos gusta leer tanto, jeje, luego quiero desirte que este tema que planteas, les toca la llaga a muchos y a otros medio que los incita, a relajarse mas en sus respectivas carreras,
    otra cosa, uno puede analizarlo desde muchos puntos de vista, algunos van a desir me mato estudiando ahora y cuando me reciba disfruto, otros diran disfruto vivir y luego estudio, o quisas alguno encuentre un termino medio entre estas dos puntas.
    En fin solo queria felicitarte y segui escribiendo textos asi que estan muy buenos, pero en los proximos intenta (si queres) de no ser tan dura o tan firme con cosas que desis porque vas a lograr un monton de criticas innesesarias, Suerte 😉

    • Matias, gracias por leer mis artículos. Me alegro de que los hayas disfrutado. Muchas gracias también por preocuparte en cuanto a las “críticas innecesarias”, pero para mí, todas las críticas son necesarias, y el hecho de que lo que escribo provoque reacciones fuertes en algunos lectores (aunque estas reacciones sean negativos) me hace sentir realizada, aunque sea difícil de creer, porque me da la pauta de que lo que escribo no es mediocre y tiene sustancia. Además, hacer algo que les guste a absolutamente todos es imposible. Si ese fuera mi objetivo, viviría frustrada. Y si no supiera lidiar con las críticas, no podría ser escritora. Además los críticos de aquí son muy civilizados y siempre parten de la lógica. Escribo para otros sitios donde me han llegado a insultar con términos fuertes. Pero no importa, no estoy tratando de escribir la Biblia y que todos me digan amén.
      Escribo para mí. Pero muy dulce tu precupación, y muchas gracias por acercarte 🙂

    • Increíble que siendo universitario tengas tantas faltas de ortografía..!

  34. Muy buena nota, me sirve ya que en este momento estoy como en un pozo y noto que no puedo salir, no avanzo en mi carrera y estoy cuestionandome si esto que estoy estudiando es realmente lo que me gusta, tal vez tenga que realizar un cambio e ir por lo que me gusta y me hace sentir bien, en lugar de pensar todo el tiempo que me quiero recibir y nada mas. Ese pensamiento no me llevo a ningun lado es tiempo de cambiarlo.

  35. Gracias por traer luz a mis días con estas reflexiones!!!

  36. Interesante articulo.. estudio Lic.en trabajo social en mi amada UNC y pase por varias etapas en un momento me obsecione pero comence a cuestionarme que gracias a Dios estudio una carrera que me encanta y que por ende tengo que disfrutarla. Aprendi gracias a Dios que es mejor la calidad que la cantidad… es decir elijo ser una estudiante que pueda aprender tal vez en un tiempo mas alargado,que rendir un monton de materias una atras de otra sin disfrutar del aprendizaje. Por ejemplo si me fue mal en una materia yo acostumbraba a decir ‘la rindo libre’ y se torna horrible la idea de tener que estudiar algo que si me fue mal es porque algo no entendi,algo me falto de aprender…!!!Por eso ahora prefiero decir ‘la recurso’ y de esta forma disfrutar la oportunidad que tengo de poder aprender las cosas que no entendia antes.. y asi disfruto y siento que crezco.
    .besotes y exitos!!! :):):)

  37. creo que te amo XD
    che, ojala muchos despierten asi 🙂

  38. ¿Por qué siempre está la maldita prensión de mi mamá para que yo tenga un título universitario? Tengo 18 años, me gustó tu post. Cursé el primer cuatrimestre del cbc y me pareció horrible, o sea primero que yo soy la que no tiene interés en obtener un título universitario, en mi familia nadie tiene uno (y vivimos muy bien), soy la primera que empieza a ir a la facultad. Segundo, las materias no me gustaban para nada, no me llamaba la atención ninguna, mi vida era acostarme y despertarme triste. Salía de las cursadas con dolor de cabeza, supongo que es porque estoy muy negada pero dios, odio esta presión que tengo. Igualmente aprobé sociedad y estado con 6. Increíble pero cierto, encima fue la materia a la que menos me dediqué y a las demás desaprobé. Estoy en plena etapa adolescente donde ahora solamente quiero ser feliz, vivir. No quiero estar encerrada en casa todos los findes por varios años porque tengo que estudiar. Quiero, necesito y deseo encontrar mi vocación.

  39. Gracias Nico, lo voy a leer. Saludos!

  40. Me siento bastante identificada a cinco materias de recibirme de contadora ,me atasque con imp 1 y auditoría y no puedo avanzar en lo cual que con casi 30 años siento una frustración terrible porque estudio y estudio y no hay caso o es mala suerte al elejir las cátedras o no se que pasa..lo peor que la carrera me gusta pero no toleró más la forma que evalúan. Vi la alternativa de pasarme a administración la vi interesante más amplia más dinámica , y llevadera y no la tortura de seguir sufriendo así…

  41. NICOOOO YA ME DECIDÍ. VOY A CONTINUAR ESTUDIANDO, EN LA FADU! NECESITO CONSEJOS PARA QUÉ MATERIAS ELEGIR DEL CBC, ¿CÓMO PUEDO HABLAR CON VOS? (Mayúsculas porque te necesito ahora, ya, right now!)

  42. Concuerdo totalmente con el post, estoy en tercer año de Ingeniería Civil, me dedico desde hace un año a esa misma profesión y me encanta, pero trabajando todo el día la carrera se vuelve eterna e insoportable.
    Me despierto motivadísima para ir al trabajo y al mismo tiempo frustrada por tener que salir de ahí y estar en la universidad hasta las once de la noche. El plan de estudios de la carrera es IRREALIZABLE, once materias al año, durante seis años, mas las materias electivas, mas el proyecto final. A eso se le suma viajar en colectivos en hora pico, insoportable también, llegar siempre tarde a cursar, no tener tiempo para preparar bien los exámenes, etc, etc.
    El primer año que estudié no trabajé y por suerte saque notas muy altas, termine el año con un promedio mayor a ocho, creí entonces que estaba en condiciones de aprobar todas las materias trabajando todo el día y bueno, acá me ven, con una crisis total respecto a la carrera. La peor parte es que se aprende tanto trabajando y tan poco estudiando que no hay ecuación que cierre por ningún lado. Consideré en un momento pasarme a una universidad privada, para por lo menos bajar un poco la exigencia, pero las únicas dos universidades que dan la carrera tienen horario de cursada matutino, incompatible con los horarios de cualquier oficina.
    Pero bueno, acá seguimos, sin bajar los brazos, porque si hay algo que veo claro es que para seguir escalando profesionalmente la primera barrera es el título, si, ese papelito insignificante es el que te habilita a firmar, a dirigir los proyectos, y a convertirnos algún día en esos profesionales exitosos que queremos ser. Es tiempo de dejar de preocuparse por recibirnos YA, porque la verdad, mientras más lo miro más materias pareciera que faltasen, habrá que disfrutar del camino y dejar de preocuparnos tanto por la meta, que en definitiva, ni siquiera es lo importante.

  43. Lo de la caja, la maldita caja es lo que siento hace cosa de un mes. A medida que avanzas en la carrera y el tiempo pasa taan rapido te preguntas mil veces si sos vos realmente. MUy cierto todo, gracias por compartir 😀

  44. Son momentos distintos el cursado, no me puedo considerar igual en todos los tramos de la carrera. Todos pasamos de estar dentro de la “caja”, a veces la caja nos ayudó a encaminarnos aún más o mejor dicho afianzarnos con la carrera. Estudiar al máximo, cursar miles de materias, alguna que otra materia para zafar lo hicimos todos. Lo importante es saber quienes somos en esos momentos y qué podemos dar a la carrera. Hay veces que me encontré lúcida y estudié detenidamente y con pasión, y otras que las pasé desapercibidas, busqué cumplir. Ahora a un mes de recibirme no me arrepiento, de que recibirme fue mi mayor motor sabiendo que no es el único pero el necesario para soportar el presente porque sin pasión y esa relación tortuosa hasta llegar a la recibida quizás le da el componente de valor a lo importante que será para definirme. Estudiante de Psicología. UNC.

  45. Muy buen post. Pero… tengo 21 años, y recien voy a pasar a 2do el proximo año y me quiero matar. Veo que voy a recibirme como a los 27 y me dan ganas de llorar. jajaja

  46. Virginia, tus palabras me vinieron como anillo al dedo. Para resumir, cursé la carrera al día , y finalicé el cursado en 2013. Hoy, Septiembre de 2016, todavía sigo en el limbo. Por razones de la vida me alejé a 1300km de la Universidad aquel Diciembre de 2013, y jamás volví. Sólo esporádicamente a rendir 2 o 3 materias por año como máximo..
    En esos momentos de reflexión que uno tiene, me surge la duda de si realmente es esto lo mío. Viajar para aprobar zafando, como bien vos decís, se volvió algo normal en mis pequeñas visitas de rendida. Hoy a 3 materias de recibirme, y con una tesis por delante, todavía me encuentro en la dicotomía.. Realmente me estoy recibiendo para mí, o para los demás? Es esto lo que realmente quiero? Hasta parece injusto que luego de 3 años me den el título, ya siendo que podría haber cursado más de 1/2 de la carrera nuevamente..

    Te dejo un gran saludo, y gracias por las palabras..

    Atte. un Ingeniero más (Tal vez, en algún futuro..)

  47. Tremendo esto que escribiste, muchas gracias. Y si , queda mucho por conocer y aprender.

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.